Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Sígueme el Royo’

Crítica de ‘Sígueme el Royo’

395

Crítica de la comedia ‘Sígueme el Royo’.

Sígueme el RoyoEl pasado 24 de febrero nuestro corresponsal en Madrid, Gustavo Martín, asistió con nuestros amigos de sensacine a la presentación de la película ‘Sigueme el rollo’, en la sala privada de Sony en Madrid.

‘Sigueme el rollo‘ es una pelicula de comedia romantica, protagonizada por Adam Sandler y Jennifer Aniston. Esta dirigida por Dennis Dugan y Producida por el mismo Adam Sandler, Jack Giarraputo y Heather Parry.

Adam Sandler interpreta a Danny, que conoce a Palmer (Brooklyn Decker), una chica explosiva y mucho mas joven que él. Todo se complica cuando Palmer encuentra un anillo en el bolsillo de Danny, y este la convence de que esta casado y en tramites de divorcio. Para convencerla le pide a su ayudante , Katherine (Jennifer Aniston), y a los hijos de esta para que se hagan pasar por unos días por su familia.

La película aunque no tiene un argumento muy original es bastante divertida, y vale la pena verla si se quiere pasar un buen rato. La falta de argumento y de originalidad se compensa con el humor de Adam Sandler, que demuestra que para este tipo de papeles es todo un profesional.

Tráiler de la película.

Artículo anteriorCrítica de RANGO
Artículo siguienteSeis series que Richard Castle podría visitar
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.