Inicio Cine Críticas de cine Crítica ‘Sed de Venganza’: The Rock en estado puro

Crítica ‘Sed de Venganza’: The Rock en estado puro

Compartir

‘Sed de venganza’ es una trepidante película de acción que gira entorno a una sola idea, la venganza

La versión original tiene por titulo “Faster”, pero por una vez el nombre en español es más acertado ‘Sed de Venganza’, resume perfectamente lo que veremos en este film.

El director es George Tillman Jr. autor de películas como “Notorius” la vida del malogrado rapero Notorious B.I.G y “Hombres de Honor” con Robert De Niro y Cuba Gooding Jr.

Póster de Sed de Venganza

La estrella del film es Dwayne Johnson, más conocido como The Rock, alias que usaba en la lucha libre americana, su filmografía es muy variada ya que mezcla películas de acción como ‘Sed de venganza’ o ‘El tesoro del Amazonas’ con películas más infantiles de Disney como ‘La montaña embrujada’ o “El rompedientes”.

En el reparto destacan Billy Bob Thornton (“Bad Santa”, “Armageddon”) como el policía, Oliver Jackson-Cohen (“Salvando las distancias”, “The Raven”) como el asesino y Carla Gugino (“Sucker Punch”, “El Séquito”) como la compañera del policía reacia a trabajar con él.

La película trata sobre un tipo muy duro que sale de la cárcel después de estar 8 años por ser ladrón de banco, nada más saborear la libertad se dirige a vengarse de aquellos que mataron a su hermano y que le dispararon en la cabeza dejándolo muerto varios segundos. Un policía drogadicto y su compañera deberán detenerlo, además uno de los responsables de la muerte del hermano contrata a un refinado asesino para acabar con él. La especialidad del exconvicto es la conducción a toda velocidad de ahí su titulo original “Faster”, aunque también se trata de un hombre muy fuerte de 1,98 metros de altura y unos 118 kilos, es decir, una autentica maquina de matar que no parara hasta que termine de vengarse.

Crítica: Dwayne Johnson es el típico actor que con su presencia ya basta para saber que es un tipo duro y que conseguirá sus objetivos, ya estamos esperando el enfrentamiento épico que tendrá con Vin Diesel en la quinta entrega de “A todo Gas”, es decir “Fast Five”.

Fotograma de 'Sed de Venganza'

En “Sed de venganza” casi no habla en toda la película, ya que no le hace falta, con tal de disparar a quemarropa y golpear a sus adversarios, para que va a sentarse a charlar con ellos. Lo que más destaca del film sin duda es el trabajo de Billy Bob Thornton como policía corrupto y drogadicto que nadie quiere trabajar con él, le quedan 2 semanas para jubilarse y lo único que quiere es acabar con el caso. El contra punto a este personaje es el asesino a sueldo, un refinado multimillonario que lo único que quiere es sentir la emoción y la adrenalina de la caza. Es en este personaje es donde cojea más la película ya que parece bastante inverosímil, usa minutos de pantalla que debería aprovechar el personaje del policía para mostrar más su vida personal que es un autentico infierno, por culpa de las drogas y su mujer ex adicta también, si hubieran conseguido que los espectadores cogieran más cariño a este personaje el final hubiera sido mejor y más emotivo.

En definitiva, todos los que esperan una película de acción y tiros aquí tendrán una bastante buena, pero no le exijáis mucho más. 


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.