Inicio Cine Crítica de ‘Sabotage’: el incombustible Schwarzenegger vuelve a la acción

Crítica de ‘Sabotage’: el incombustible Schwarzenegger vuelve a la acción

1341

David Ayer dirige Sabotage, película del clásico estilo de Arnold Schwarzenegger en la que abunda la acción y el suspense. También ha escrito el guión junto con Skip Woods, los cuales suman innumerables éxitos en guiones de acción como por ejemplo ‘S.W.A.T.: Los hombres de Harrelson’, ‘A todo Gas’, ‘La jungla: Un buen día para morir’ o ‘X-Men orígenes: Lobezno’. La protagonizan entre otros Arnold Schwarzenegger, Sam Worthington, y Terrence Howard.

En Sabotage, Arnold Schwarzenegger lidera una fuerza de élite de la DEA que persigue a los cárteles de las drogas más letales del mundo. Tras ejecutar con éxito un ataque de alto riesgo en una casa de un cártel muy peligroso, piensan que su trabajo está hecho, hasta que uno por uno, los miembros del equipo comienzan a ser eliminados misteriosamente. A medida que el número de muertos se eleva, comienza crecer el número de sospechosos.

SabotageCon buenas dosis de dura acción por parte de un peculiar equipo de la DEA el argumento va derivando a una historia de suspense, por lo que se combinan estos dos géneros, en el que podemos disfrutar de ver a Schwarzenegger en su salsa disparando antes de preguntar, unido a una investigación de una serie de macabros asesinatos.

Schwarzenegger incombustible rejuvenece para poder liderar un equipo de asalto de la DEA. Aunque a su edad debería interpretar a un policía jubilado o al jefe de la DEA que trabaja sentado en un despacho, se mete en la piel del líder del equipo que continúa derribando puertas y acabando con los malos. Aunque su papel no es creíble debido a su edad, es lo que todo el mundo espera de él, y por lo que mucha gente pagará la entrada de cine. Parece que mientras se mantenga en pié seguirá siendo el de siempre.

El argumento principal de la intriga es averiguar que está ocurriendo con los misteriosos asesinatos del equipo, que van cayendo uno a uno, y aquí es donde surge el suspense, y lo más interesante de la película. Pero en esta ocasión estos dos grandes guionistas no han encontrado un gran desenlace, para dar solución al enigma de los asesinatos, quedando la parte final muy por debajo de las expectativas generadas. Se inclina más a una acción dura que a un argumento inteligente. Aunque en un principio se tienen las dos cosas, al final se decanta la balanza hacia el lado más simplón. Aún así tenemos una entretenida película de suspense, y de acción, con el inigualable Schwarzenegger como protagonista.