Inicio Cine Crítica de ‘Rey Gitano’. Coctel de ‘Airbag’ con aires a ‘Mortadelo y...

Crítica de ‘Rey Gitano’. Coctel de ‘Airbag’ con aires a ‘Mortadelo y Filemón’.

1193

Nuestros amigos de Sensacine.com nos invitaron al preestreno de ‘Rey Gitano’ en los cines Kinepolis de Madrid.

Vuelve el director de Airbag, Juanma Bajo Ulloa, con una nueva comedia al mismo estilo.

Jose Mari y Primitivo son dos presuntos detectives en paro, fracasados de profesión y dignísimos representantes de nuestras irreconciliables dos Españas. Con la inesperada llegada de Gaje, gitano golfo y seductor, que les propone una disparatada misión “real”, su suerte cambiará… A peor. En un país en la ruina, con un gobierno bajo sospecha y una monarquía en horas bajas, parecía que nos encontrábamos al borde del precipicio… Y nuestros tres amigos nos darán el empujoncito que necesitábamos…

CRITICA: Con la pareja de detectives que nos recuerda a los personajes de Ibañez, ‘Mortadelo y Filemón’, y el estilo inconfundible de Airbag, se desarrolla esta historia detectivesca en la que los dos protagonistas, uno nacionalista y otro antinacionalista,  totalmente opuestos en su ideología, persiguen a la familia real para obtener muestras de su ADN. Arturo Valls interpreta de una manera magistral al Rey Gitano que es capaz de liar a cualquiera para obtener lo que desea, mientras que los dos detectives están interpretados por Karra Elejalde y Manuel Manquiña, que han demostrado una gran compenetración.

El rey gitano

Podría decirse que aparte de ser una gran comedia, se muestra una crítica del sistema actual, en el que ciertos poderes políticos manejan la economía a su antojo, para la obtención de beneficios propios, que es un tema  muy actual en estos momentos. No se tiene ningún pudor en reírse de la monarquía, pero sin cruzar ningún límite que suponga una falta de respeto, siempre desde un punto de vista cómico.

Con muchos guiños a Airbag, se repiten muchas situaciones de la anterior película.  Además de  un humor negro, a veces algo duro, que nos deja perplejos, sin posibilidad de aguantar la risa. En este coctel se añade el choque entre el pensamiento nacionalista, y el independentista vasco, que tiene un momento sublime a bordo de un autobús, y que no se puede dejar de ver, con banda sonora  incluida.

Es una buena película para pasar una divertida tarde, fresquito en el cine, con unas buenas palomitas y un buen refresco.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.