Inicio Cine Crítica de ‘RED’: Divertida pero predecible

Crítica de ‘RED’: Divertida pero predecible

1008

R.E.D. es decir Retired Extremely Dangerous o en su versión en español Red de Espías Desactivados, es la adaptación cinematográfica del cómic del mismo nombre de DC Comics cuyos autores son Warren Ellis y Cully Hamner.

La película está dirigida por Robert Schwentke responsable del pastelón de “Más allá del tiempo” y el film protagonizado por Jodie Foster “Plan de vuelo: Desaparecida”.

Los encargados de pasar el cómic al cine con su guión son Jon Hoeber y Erich Hoeber, que no tienen muchos éxitos a sus espaldas pero son los encargados de pasar el juego de los barquitos “Battleship” a la gran pantalla que veremos en 2012.

Lo mejor de la cinta sin duda es el reparto de “viejas glorias” que siguen en un gran momento como Bruce Willis (“Jungla de Cristal”), Morgan Freeman (“Seven”), John Malkovich (“Con-Air”), Mary-Louise Parker (“Weeds”), Karl Urban (“Star Trek”) y Helen Mirren (“The Queen”).

Paul Moses un agente retirado de la C.I.A, que ha pasado de todo, incluyendo asesinatos, espionaje y derrocamientos de gobiernos tercermundistas, está jubilado y aburrido, tanto que su única forma de evitar la rutina es hablar con una telefonista encargada de su pensión. Pero la administración del gobierno no puede dejarle en paz así que le envía un escuadrón de la muerte para acabar con él, lo único que consiguen es cabrearle y que decida reunir a viejos compañeros de andanzas para hacer pagar a sus perseguidores cara su osadía. El agente especial William Cooper es el encargado de dirigir la operación de retirada de los viejos agentes.

Crítica: Lo primero que hay que saber es que si te has leído el cómic tienes que ver la película sin esperar que la adaptación sea fiel, algo a lo que empezamos a acostumbrarnos, ya que el único capaz de ser fiel es Zack Snyder, el resto se limitan a darle vueltas a la historia como mejor les parece. Lo peor de todo es que han cambiado el motivo por el cual persiguen a Moses y al resto de compañeros, sin ninguna duda mucho mejor en el cómic.

Aun así el film es bueno y te diviertes mucho aunque el guión sea un poco flojo, los diálogos son un poco absurdos pero se subsana con escenas de acción muy trepidantes y lo mejor de todo unos monstruos de la interpretación que están pletóricos, un éxito del que ideo el reparto por que han acertado de pleno, pero dos sobresalen por encima de los demás John Malkovich con su personaje que ha tomado demasiadas drogas y se ha quedado paranoico con los satélites que lo observan y espías que lo siguen, aunque curiosamente siempre acierta con sus chaladuras. Aunque la estrella absoluta es Bruce Willis, este actor es uno de los grandes, sabemos que nunca falla cuando la película pide acción de un tipo duro. Cuando entran a su casa un escuadrón armado hasta los dientes, sabes perfectamente que se los va a cargar y que no le harán ni un rasguño.

Ante tanto actor entrado en años, el contra punto lo pone el joven agente William Cooper interpretado por Karl Urban que lo recordamos por ser el médico de la última película de “Star Trek”, sigue en su linea sabiendo estar en su sitio haciendo un buen trabajo. La única que no podria llegar al nivel tan alto que ofrecen sus compañeros de reparto seria Mary-Louise Parker protagonista de “Weeds” que su interpretación se basa en hacer expresiones sobre todo con sus enormes ojos.

En definitiva le doy un 7,5/10, aunque ya que adaptan un cómic no estaría mal que se lo leyeran un poco al hacer el guión, la película es muy divertida y pasas un buen rato en el cine. Y hay que reconocer que el cerdo rosa te saca mas de una carcajada y como diría Marvin Boggs interpretado por John Malkovich “viejo…mis cojones”.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.