Noticias / Cine / Crítica de Raya y el último dragón. Una historia llena de aventuras y emoción
Cine

Crítica de Raya y el último dragón. Una historia llena de aventuras y emoción

Tráiler de Raya y el Último Dragón de Disney

Ya está disponible en Disney + para todos sus suscriptores la nueva aventura animada con Raya y el último dragón, una cinta llena de aventuras y emoción

Ya está disponible con la suscripción de Disney +, Raya y el último dragón, la nueva historia original de la casa del ratón. Pero no antes de ver y como telonero, el corto animado Nosotros de Nuevo, que en muy poco minutos cuenta una historia tan llena de vida y que tocará la fibra del espectador al nivel de los primeros minutos de UP.

Este corto sin diálogos y al ritmo de la música funk de los años 60, va sobre la vejez y que no se puede vivir en el pasado, que hay que seguir adelante junto a las personas que amamos. “En una vibrante ciudad llena de ritmo y movimiento, un hombre anciano y su mujer de joven corazón reviven su pasión por la vida y por ellos en una noche mágica”. Una historia que como digo predispondrá al espectador a vivir aún con más emoción el largometraje que le sigue.

Raya y el último dragón, está dirigida por Don Hall (Big Hero 6) y Carlos López Estrada (Blindspotting) junto a Paul Briggs y John Ripa que ejercen de co-directores. Para la versión original, la película ha contado con un reparto que incluye las voces de Kelly Marie Tran como Raya; Awkwafina como Sisu, el legendario dragón; Gemma Chan como Namaari, Daniel Dae Kim como Benja, el visionario padre de Raya; Sandra Oh como Virana; Benedict Wong como Tong; Izaac Wang como Boun; Thalia Tran como la traviesa pequeña Noi; Alan Tudyk como Tuk Tuk, el mejor amigo y fiel corcel de Raya; Lucille Soong como Dang Hu, líder de la tierra de Talon; Patti Harrison como la jefa de la tierra de Tail; y Ross Butler como el jefe de la tierra de Spine.

Raya y el Último Dragón película animada de Disney

La historia

La película está ambientada en el mundo de fantasía de Kumandra, donde humanos y dragones vivieron juntos hace mucho tiempo en perfecta armonía. Pero cuando unas fuerzas del mal amenazaron el territorio, los dragones se sacrificaron para salvar a la humanidad, proporcionando a los humanos una gema que les protege de las fuerzas del mal, este gema es custodiada en la ciudad de Heart, el hogar de Raya, una tierra próspera llena de paz y magia.

Sin embargo 500 años después, el resto de las tierras que forma Kumandra ambicionan con poseer ellos la gema del dragón, en un intento de robo perpetrado por las tierras de Fang, la gema que les protegía se rompe y liberando las fuerzas malignas que le amenazaron convirtiendo en piedra a todo aquel que se encuentra con estas criaturas. Raya, una guerrera solitaria, tendrá que encontrar al último y legendario dragón para reunir los fragmentos de la gema repartidos en los reinos de Kumandra para reconstruir un mundo destruido y volver a unir a su pueblo. A lo largo de su viaje, Raya aprenderá que se necesitará más que un dragón para salvar el mundo, deberá aprender a confiar en un grupo de extraños si quiere que Kumandra vuelva a ser una tierra unida.

Al viaje que nos muestran en Raya y el último dragón, no le falta de nada, una historia de fantasía muy bien construida con un inicio muy made in Disney de sus historias clásicas, en las que vemos el camino del héroe desde su juventud tras una trágica perdida personal, en este caso una heroína que escapa de los clichés clásicos de Disney, muy independiente y segura de si misma. No faltan sus fieles compañeros, con algún alivio cómico que en este caso recae en Sisu, el legendario dragón de agua, así como una villana que le pondrá a Raya las cosas muy difíciles desde el principio de la historia.

La producción

Los personajes están muy bien diseñados, aunque hay algunos que podrían recordar a otros personajes clásicos de la compañía como es el caso de Tong que recuerda al villano de la película animada de Mulan, Shan-Yu.

Tong Raya y el último Dragón

También destacar los diseños de las distintas tierras que forman el mundo de fantasía de Kumandra inspiradas en las culturas del sudeste asiático, cada una de ellas con una identidad propia; algo muy similar a lo que hemos visto en juego de tronos y los siete reinos. Heart, el hogar de Raya, una tierra próspera llena de paz y magia; Fang, una tierra poderosa y próspera rodeada de agua; Spine, una tierra insular y remota cuyos habitantes desconfían de los forasteros; Talon, la encrucijada de las cinco tierras y un bullicioso mercado; y Tail, una tierra desértica lejana que se vuelve más aislada a medida que el agua retrocede. Cada una de ellas construidas con materiales y lenguas diferentes, representadas por distintos colores pero con un elemento unificador como es el agua y el amor por los dragones.

La banda sonora decir que es igual de espectacular y que transmite a la perfección lo que el espectador ve en la pantalla. En esta ocasión bajo la batuta del compositor James Newton Howard, un músico curtido en historias repletas de acción que ha sido responsable entre otras de las banda sonoras de Batman Begins, Los juegos del hambre, El cascanueces (para Disney) o para la también recientemente estrenada en Netflix, Noticias del gran mundo.

En definitiva una película llena de aventuras que entretiene, y hace vivir al espectador un montón de emociones y como en todo cuento con moraleja, acerca de la unidad y la solidaridad, algo que en estos tiempos en los que vivimos es tan importante destacar.

Podéis ver la película en Disney + en este enlace.