Inicio Cine CRÍTICA DE PAUL. El alien que inspiró a Spielberg

CRÍTICA DE PAUL. El alien que inspiró a Spielberg

1716

Crítica de la divertida película Poul.


PaulEl pasado 2 de julio pudimos acudir al pase de “Paul” dentro del marco del primer Community Day de amigos de sensacine.com, aunque hemos preferido a que se estrenase la película para poder ofreceros nuestra crítica.

Simon Pegg y Nick Frost (Arma fatal/Hot Fuzz, Zombies Party/Una noche de muerte) son los autores del guión de la comedia de aventuras PAUL, que en está ocasión no pudieron contar con la participación de Edgar Wright director de Arma fatal y Zombies Party, que se encontraba trabajando en Scott Pilgrim vs the World.

“Paul” cuenta la historia de dos buenos amigos, Graeme Willy (Simon Pegg,) y Clive Gollings (Nick Frost) llevan dos décadas ahorrando para realizar el viaje con el que sueña cualquier loco por la ciencia-ficción: un viaje a la Comic Con de San Diego y realizar una ruta al corazón de la zona de ovnis en Estados Unidos para visitar cada uno de los legendarios lugares donde ha habido avistamientos de platillos volantes. Pero el encuentro con Paul cambiará sus planes y las vacaciones soñadas se convertirán en una aventura que transformará su universo.

Perseguidos por agentes federales y por un fanático, el padre de Ruth Buggs (KRISTEN WIIG, Date Night, Lío embarazoso), una joven a la que ellos han secuestrado accidentalmente, Graeme y Clive idean un plan para devolver a Paul sano y salvo a la nave nodriza. Los dos idiotas se esfuerzan en salvar al formidable hombrecito verde, y quizá pasen de inadaptados a héroes intergalácticos.

Muy divertida y muy gamberra.

El director de PAUL es Greg Mottola (Supersalidos), a partir de una historia de Simon Pegg y Nick Frost. Además de los dos guionistas, el reparto está compuesto por Jason Bateman, Kristen Wiig, Bill Hader, Blythe Danner, Joe Lo Truglio, John Carroll Lynch, David Koechner y Sigourney Weaver.

Crítica de Paul: El film es todo un homenaje a los fans del cine de ciencia ficción de los 70 – 80 y en  particular las firmadas por el genial Steven Spielberg “Encuentros en la tercera fase” , “E.T. El extraterrestre”  o “Indiana Jones en Busca del arca perdida” entre otras,  de hecho el director, atención spolier, realiza un cameo en la película, fin del spolier; tampoco se escapa de los guiños como no la saga “Star Wars” aunque la lista de homenajes es interminable, pero que en ningún momento dan la sensación de ser un pastiche o haga que el argumento no tenga sentido, utilizando los homenajes en forma de gangs o mostrando escenarios o situaciones, reconocibles por todos los fans.

El film al margen de los continuos guiños, es una película divertida dentro del género de las Road Movie, y se hace realmente entretenida de principio a fin, aunque quizás le falte ese toque de humor inglés que hizo tan populares Arma Fatal o Zombies Party.

Un giro de 180 grados al genero de extraterrestres.

La interpretación de los actores es muy correcta tanto Simon Pegg como Nick Frost están geniales en su papel de súper frikis, aunque también habría que destacar la interpretación de Jason Bateman (Agente Zoil) y los dos agentes que le acompañan los humoristas Joe Lo Truglio (O’Reilly) y Bill Hader (Haggard).

La creación de Paul tampoco está nada mal, que tratándose de un personaje hecho íntegramente en 3D, está muy bien realizado al igual que el resto de los efectos especiales que tampoco llegan a ser abusivos.

PaulEl único pero que podemos poner o quizás la recomendación que os hacemos, es que veáis la película en versión original, ya que pierde bastante por el doblaje en español, no tengo nada en contra de Santi Millán pero no le pega su voz en absoluto al personaje de Paul y que no se parece en absoluto a la de Seth Rogen (Hazme reír, Green Hornet) actor que le dobla en la versión original, realmente no entiendo esa manía en nuestro país que para vender una película al público tengan que acudir al actor de moda para hacer que los espectadores acudan a las salas, cuando ya hay actores de la talla de Pegg o Frost que tienen su propia legión de seguidores.

También habría que destacar la banda sonora, obra de David Arnold, autor de partituras de algunos títulos como Independece Day o Las crónicas de Narnia: la travesía del viajero del alba.

En definitiva, Paul es una cinta muy recomendable para ver toda la familia en el cine en estos calurosos días de verano con un buen paquete de palomitas. Mi valoración del 1/10 es un 7.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.