Noticias / Cine / Críticas de cine / Crítica de Patrulla Trueno, el heroico mal intento de Netflix
Críticas de cine

Crítica de Patrulla Trueno, el heroico mal intento de Netflix

Patrulla Trueno, el nuevo estreno de Netflix

Patrulla Trueno, nueva película de superhéroes de Netflix, ya se encuentra disponible desde el 9 de abril. Aquí os compartiremos la crítica de la misma.

La semana pasada Netflix estrenó Patrulla Trueno, su nueva película de superhéroes, la cual es protagonizada por Melissa McCarthy y Octavia Spencer. Sin embargo, el factor superheroico no es lo principal en ella.

Y de hecho, es un buen punto de partida resaltar esto último, que a pesar que su trama se concentra en los superpoderes y en la lucha contra el mal, no deja de ser una comedia pura, incluso su reparto es prueba total de ello.

Además de las actrices principales hay dos referentes del género cómico en el elenco, Jason Bateman y Bobby Cannavale, quienes lideran el equipo de villanos en la producción.

Ya teniendo claridad sobre el tono de la cinta, no vale la pena decir que hay partes que rayan en lo ridículo o diálogos poco profundos, pues no es un drama ni tampoco un proyecto de acción. Es más, aún teniendo unos efectos especiales aceptables, no es de ciencia ficción de lo que va Patrulla Trueno, sino es para sentarse a reírse una hora y cuarenta y siete minutos. O al menos, ese era el objetivo.

No obstante, en la búsqueda por esa meta hubo algunos conflictos difíciles de ignorar.

Las referencias nacionalistas, grave error

La historia transcurre en Chicago y Lydia (Melissa McCarthy) es una defensora acérrima de su ciudad. Ama a los Cachorros (equipo de béisbol local), así como a los Bears (plantel de fútbol americano) y a los Bulls (nómina de baloncesto), pero a lo largo de sus líneas comparte chistes, canciones y comentarios muy alusivos a la cultura deportiva y local. Esto genera silencio en las risas de todos los espectadores que no sean de la ciudad más importante de Illinois, o que no sean grandes conocedores de los deportes estadounidenses.

Exceso de clichés

Es común ver que en las comedias abunden los clichés o la repetición argumental, dado a que su propósito será muchas veces entretener y no llegar a generar más que buen ánimo en la audiencia. Sin embargo, al comienzo de Fuerza Trueno se colocan sobre la mesa dos misterios: ¿Qué sucedió con los padres de Emily (Octavia Spencer)? y ¿Quién lidera a los ‘Malhechores‘?. El primero ni siquiera se resuelve, a pesar de una frase pobre de ‘El Rey’ (Bobby Cannavale), quien dice que no siempre ha tenido la oportunidad de acabar con familias enteras. La edad del personaje no permitiría relacionarlo con los hechos sucedidos con la familia Stanton.

Por su parte, en cuanto al segundo “enigma” no hay nada que resolver,  pues la asociación de Stevens con los mutantes malignos es obvia, así como el interés político por detrás de todo. Además, la ayuda de Allie (Melissa Leo) dentro de la conspiración se hace evidente más de una vez antes que la hija de Emily, Tracy (Taylor Mosby), la descubra.

El exceso de evidencia hace de la trama algo muy fácil de deshilar y termina agotando al espectador que siempre querrá algo que lo enganche en la secuencia.

Cabos sin atar

Además del ya mencionado “bug” narrativo, en el que no se resuelve el qué sucedió con la familia de ‘Bingo‘, el cual supuestamente era el motivo de todo lo que se desencadena, hay otro punto.

Tracy, de alguna manera obtiene poderes, aunque las dos miembros originales de la Patrulla Trueno tuvieron que llevar a cabo tratamientos durante semanas para obtener los suyos ¿Cómo y cuándo desarrolló su suero?

¿No era su madre la experta en genética y ella en tecnología? Al parecer el Fortnite no era su único hobby.

Fuerza Trueno no es una gran película de superhéroes
Taylor Mosby tal vez sea la gran revelación actoral de Netflix en Patrulla Trueno

Escenas laaaaaaaaargas

El último detalle a poner frente el reflector es de las escenas muy extensas sin corte. Es bien sabido que en el cine moderno las tomas cortas son más interesantes, pues generan emoción en menos tiempo y consigue entretener con más facilidad. Hay escenas de este producto en las que no hay una relevancia existente, si las quitaran, no se perdería nada en el argumento, pero aún así están y no solo están, duran mucho.

Una en particular es la de la cena que tienen Lydia y el personaje villanesco de Bateman, en algún punto él comienza a desahogarse, pero todo se torna exhaustivo e innecesario, hasta que tras un par de largos minutos se encuentra una importancia en todo eso, ella consigue información.

Patrulla Trueno no es un caso perdido, ni tampoco una basura. De hecho es una más de la lista para la mayor parte de su reparto, quienes están acostumbrados a cosas así. Salvo tal vez Octavia Spencer. Ella, un ícono, siempre recordada por Criadas y Señoras.

Calificación: 4/10