Inicio Cine Crítica de Objetivo: La Casa Blanca por Gustavo Martín

Crítica de Objetivo: La Casa Blanca por Gustavo Martín

Compartir
Gerard Butler en Objetivo: La casa Blanca
Gerard Butler en Objetivo: La casa Blanca

Objetivo: La Casa Blanca es del género de acción, ha sido dirigida  por Antoine Fuqua y escrita por Creighton Rothenberger y Katrin Benedikt. Cuenta en el reparto con los actores Gerard Butler (300, Un gran partido), Aaron Eckhart (El último testigo, Invasión a la tierra) , y Morgan Freeman (Invictus, Oblivion). Ha sido producida por Sony Pictures.

Mike Banning es una agente secreto que está al servicio del presidente de los Estados Unidos de América, que tras un lamentable accidente decide retirarse del servicio activo para trabajar en un despacho con papeleo. Pero todo cambia cuando un comando Norcoreano ataca por sorpresa la casa blanca tomando como rehén al presidente. Mike Banning se ve atrapado en el edificio rodeado de terroristas, siendo el único agente que puede hacerles frente desde el interior de la casa blanca.

Esta película tiene un comienzo espectacular con el ataque terrorista norcoreano a Washington, que recuerda a los atentados del 11S , y el asalto del comando a la casa blanca que pone la piel de gallina, aunque a continuación bien podría ser considerada como una nueva entrega de la saga “La jungla de cristal” si en lugar de Gerard Butler apareciera Bruce Willis. Tras un comienzo fulgurante lleno de efectos especiales y de acción nos encontramos con la típica película de un agente patriota hasta la médula que lucha él solo contra infinidad de terroristas muy malvados. Y tras una vuelta de tuerca parece cambiar a una película antigua de James Bond en la que el malo quiere destruir el mundo y el agente secreto se va a encargar de salvarlo.

Aunque el guión no está muy elaborado sí que sorprende el hipotético asalto terrorista al edificio más vigilado del mundo, que nadie se espera. El resto del guión parece algo pobre, pero aún así Gerard Butler hace un papel magistral y le da vida a la película que acaba siendo bastante entretenida, y llena de acción. Los efectos especiales, sobre todo en la primera parte, son espectaculares, elevando la calidad de la película.

Le damos de nota un 6,5 sobre 10.