Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Noé’. Fantasía bíblica con un Noé guerrero

Crítica de ‘Noé’. Fantasía bíblica con un Noé guerrero

1593

Darren Aronofsky lleva a la gran pantalla como director y guionista la historia de ‘Noé’, basado en su propia novela gráfica del mismo título, que cuenta la historia bíblica de este personaje.

Para al cine Darren Aronofsky ha contado con la ayuda del guionista Ari Handel. Ambos han trabajado juntos en éxitos como ‘Cisne negro’,  ‘El luchador’,   y ‘La fuente de la vida’. Entre los actores principales cabe destacar Russell Crowe (Noé), Jennifer Connelly (Naameh), Anthony Hopkins (Matusalem), y Emma Watson (Ila). Es una coproducción de Paramount Pictures  / Regency Enterprises / Protozoa Pictures / Disruption Entertainment, y su estreno es el día 4 de Abril de 214.

Noe
Noe

En un mundo dominado por los descendientes de Caín, donde prevalece la maldad y la violencia, Noé intenta sobrevivir con su familia. Una noche recibe un mensaje de Dios, que le pide construir un arca, para refugiar una pareja de cada animal de la tierra antes de mandar un diluvio y terminar con la especie humana.

Crítica de ‘NOÉ’: El fin aunque ha sido prohibido en varios países islámicos por mostrar la imagen del profeta Noé, ha sido bien acogido por el público americano obteniendo grandes ingresos de taquilla.  La historia Bíblica de Noe filmado en exteriores tan dispares como Durango (Mexico), Islandia, o Mississippi y New Yor (EEUU), trascurre en un mundo apocalíptico devastado por el hombre, en el que las hordas dominan lo que queda en pie. En parajes desérticos carentes de agua y vegetación, se nos muestra un posible futuro al que nos dirigimos actualmente, si seguimos por el mismo camino. A esta ambientación estilo “Mad Max”, se le han añadido componentes de fantasía como gigantes de piedra que vigilan a la humanidad estilo “La historia interminable”,  o abuelos con poderes místicos estilo “El señor de los anillos”,  lo que la convierte en una mezcla de de historia bíblica de mito, fantasía y acción. No se le puede achacar que por ello pierda realismo, porque ya sabemos todos que una pareja de cada animal, insecto o planta acaban metidos en el arca de Noé para sobrevivir al diluvio.  Los efectos especiales y visuales están creados a la perfección, así como las escenas de acción en la que se muestran grandes batallas. Russell Crowe interpreta notablemente  a un atormentado Noé, mitad sabio, mitad guerrero al estilo Conan, que debe tomar decisiones importantes sobre si debe obedecer a Dios en todo momento o debe seguir su instinto y el amor a su familia. En su camino se encuentra con las hordas que dominan con violencia el mundo, con unos gigantes de piedra, y con su abuelo Matusalén, estilo gandalf, interpretado por Anthony Hopkins que creo que no debería haber rechazado este papel ya que no está al nivel de su infinita categoría, por lo que en un momento determinado parece ser un nuevo episodio del señor de los anillos. Jennifer Connelly interpreta a la mujer de Noé, que no ha tenido la oportunidad de intervenir demasiado, no habla mucho y no cambia el gesto de seriedad de principio a fin.  La historia además de mostrarnos el camino que estamos siguiendo y a donde vamos a llegar si no cuidamos el medio ambiente, nos muestra que el amor se encuentra en cada ser humano, con la posibilidad de mejorar las cosas con su propia voluntad. Nos encontramos ante una película bíblica de fantasía algo simple en su argumento global, pero más profunda en el aspecto humano, que pienso es más adecuada para niños que para adultos.

Le damos de nota un 6,5 sobre 10