Inicio Cine Crítica de ‘Misión Imposible: Nación Secreta’: La película de acción del verano

Crítica de ‘Misión Imposible: Nación Secreta’: La película de acción del verano

Compartir

La quinta entrega de ‘Misión Imposible’ mantiene el nivel de la saga que casi tiene 20 años de longevidad. ¡Larga vida a Ethan Hunt!

‘Misión Imposible: Nación Secreta’ es la típica película que no te defrauda, ya que cumple exactamente con lo que te esperas. Así que sus más de dos horas de acción trepidante te entretendrán como pocas películas hacen últimamente, algo que hay que agradecer al director Christopher McQuarrie que debe ser bastante “coleguita” de Tom Cruise ya que coincidieron en la película ‘Jack Reacher’ y es el guionista de ‘Valkiria’ o ‘Al filo del mañana’, también protagonizadas por el actor.

Un gran reparto al servicio del incombustible Tom Cruise.

A pesar de tener 53 años (nació en 1962) el actor Tom Cruise sigue en una forma envidiable, además como insiste en hacer las escenas de acción sin dobles, consigue que la película sea más espectacular, últimamente estamos acostumbrándonos a los films donde los efectos especiales predominan demasiado, pero ‘Misión Imposible: Nación Secreta’ es un cine más estilo de los 90, donde las explosiones y las escenas de persecuciones están al servicio de la película y no al revés. En el reparto destacan actores como Jeremy Renner, Simon Pegg, Rebecca Ferguson, Ving Rhames, Sean Harris y Alec Baldwin, aunque todo gira en torno a Tom Cruise y su personaje Ethan Hunt.

Sinopsis de ‘Misión Imposible: Nación Secreta’

Aunque parezca mentira, la historia que nos cuentan quizás sea lo de menos, por un lado tenemos el hilo argumental principal que es la lucha de los protagonistas contra un nuevo villano que hasta ahora se ha mantenido en las sombras y ha creado una organización secreta para someter al mundo (‘El sindicato’), entre medio se mezcla la lucha de la CIA para acabar con el FMI (Fuerza de Misiones Imposibles), convirtiendo la película en una historia típica de espías donde el gobierno británico quiere tapar sus errores. Hay momentos que pueden llevar a la confusión ya que es una lucha para saber quien es el más inteligente de todos y quien va un paso por delante de los demás, pero todo esto nos da igual, porque el objetivo principal lo cumple con creces y es el de entretener.

Crítica de ‘Misión Imposible: Nación Secreta’.

La saga de Misión Imposible por ahora tiene cinco entregas, pero si siguen así yo me apunto a cinco más, ya que han conseguido hacer de las escenas de acción, las persecuciones y las explosiones sean puro espectáculo, como muestra de lo que la película quiere ofrecer la primera escena es una misión donde tienen que abordar un avión que está a punto de despegar, como no consiguen hackaerlo el protagonista Ethan Hunt (Tom Cruise) se sube al avión en marcha, 10 minutos de pura acción que resumen perfectamente lo que nos encontraremos a partir de ahora.

misión imposible

Aunque el film está hecho para que Tom Cruise se luzca, también hay escenas donde otros personajes pueden destacar, sobre todo Benji Dunn interpretado por Simon Pegg que nos ofrece el humor que es tan importante en estas películas para descargar la tensión después de tanta acción y Ilsa Faust interpretada por la actriz Rebecca Ferguson que hace de “femme fatale” que juega a varias bandas teniendo bastante tensión sexual con el personaje de Cruise, aunque siempre se intuya más de lo que se ve.

Si hay que sacar algo negativo de la película, se podría criticar un poco el guión, ya que nunca da sensación de que haya una nación secreta en las sombras maquinando actos terroristas, sino que en todo momento parece los delirios de un antiguo agente secreto desencantado con el mundo, perfectamente interpretado por Sean Harris, irreconocible si lo comparamos con su personaje de ‘Prometheus’.

En definitiva a ‘Misión Imposible: Nación Secreta’ le damos un 8/10, muy recomendable para los amantes del buen cine de acción.

Aquí os dejamos el tráiler de ‘Misión Imposible: Nación Secreta’:


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.