Inicio Cine Críticas de cine Crítica Megalodón: Cuando más grande no significa mejor

Crítica Megalodón: Cuando más grande no significa mejor

Se estrena este viernes 10 de agosto, en las carteleras de toda España, el largometraje Megalodón, la nueva cinta de acción de Warner Bros., protagonizada por Jason Statham (Fast & Furious 8). Y, a continuación, puedes leer nuestra crítica, sin spoilers.

El cineasta Jon Turteltaub (La Búsqueda) es el encargado de dirigir esta cinta de acción que nos ofrece como propuesta qué pasaría si un megalodón, es decir, un tiburón prehistórico, decidiera darse una vuelta por las playas en la actualidad. Los guionistas Belle Avery, Dean Georgaris, Erich Hoeber, Jon Hoeber y James Vanderbilt son los encargados de darle forma cinematográfica a la novela escrita por Steve Alten.

Megalodón está protagonizada por Jason Statham, Bingbing Li (Transformers: La Era de la Extinción), Rainn Wilson (The Office), Ruby Rose (Batwoman), Winston Chao (Zhong Kui: Snow Girl and the Dark Crystal), Cliff Curtis (Fear The Walking Dead), Robert Taylor (Kong: La Isla Calavera), Masi Oka (Heroes Reborn), Ólafur Darri Ólafsson (Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald), Jessica McNamee (La Batalla de los Sexos) y Page Kennedy (S.W.A.T.: Los Hombres de Harrelson), entre otros.fotograma megalodón

El argumento

Un submarino de aguas profundas, que forma parte de un programa internacional privado de vigilancia submarina, ha sido atacado por una enorme criatura. Ahora está averiado en el fondo de la fosa oceánica más profunda del Pacífico y con su tripulación se encuentra atrapada en su interior. El tiempo se acaba, y el oceanógrafo chino a cargo del programa, el Dr. Chang (Winston Chao), decidirá reclutar a Jonas Taylor (Jason Statham), un especialista en rescate en aguas profundas, en contra de los deseos de su hija Suyin (Li Bingbing) que cree que puede rescatar a la tripulación ella sola. Pero deberán unir sus fuerzas para salvar a la tripulación y también al océano, de una amenaza imparable: un tiburón prehistórico de más de 23 metros, conocido como Megalodón.

Crítica de Megalodón

Megalodón, la llamada a ser la película más refrescante del verano se queda en una cinta entretenida que no da la talla. Su trama no acompaña el estatus de su estrella protagonista, los efectos especiales solo son resultones en vez de espectaculares, y la pseudociencia utilizada para justificar la presencia del megalodón no es un cheque en blanco para saltarse las leyes de la ciencia; y, ya de paso, el tamaño de la criatura según qué planos. No basta con la mirada de Jason Statham asegurando que él solo es capaz de matar al megalodón.

Así las cosas, Megalodón no deja de ser un producto disfrutable a ratos, una película ‘fast food’, que resulta soportable en su esfuerzo de entretenimiento culpable, pero que dentro de unos cuantos meses nadie se acordará de ella. Tampoco es que la película sea un despropósito, aunque una vez asimilada su descabellada propuesta, a la historia le falta chispa, a la trama le falta mordiente y a los personajes les falta carisma. Junto a esto, Megalodón decide tomarse demasiado en serio a si misma, donde se hubiera agradecido un poco más de humor y autoparodia, porque hay que reconocer que el cine y la televisión se han visto saturadas de películas de tiburones asesinos en los últimos años, y un producto que simplemente busca cumplir, no logrará nunca resaltar, por mucho que aumente el tamaño del monstruo al que matar.

fotograma megalodón

Aunque resulta encomiable el esfuerzo de los intérpretes por hacer creíble la trama de ‘Megadodón’, la historia que nos ofrecen no merece durar casi dos horas, y menos si las escenas de acción no aportan nada nuevo al género, donde lo más curioso es la ausencia total de sangre en pantalla, con tal de reducir la calificación por edades y poder rascar más en taquilla. Además, no solo las comparaciones con el Tiburón de Steven Spielberg son odiosas, sino que ni sus homenajes a la cinta funcionan ni la música de Harry Gregson-Williams ayuda a crear tensión, con situaciones previsibles y nada sorprendentes.

En definitiva, ‘Megalodón’ no es tan mala como para entrar en la categoría de Serie B, ni tan buena como para considerarla un blockbuster destacable. Su mediocridad y su capacidad de ser al menos entretenida la convierten en un producto aún más olvidable, dado que ni destacará por lo malo ni por lo bueno en el futuro, por lo que pocos espectadores la recordarán y ningún miembro del reparto la utilizará de referencia en su curriculum en el futuro.

MEG

NO TE LA PUEDES PERDER SI: Adoras a Jason Statham, ver películas de acción entretenidas y rápidamente olvidables, y pasarte dos horas pensando “menos mal que en el Mediterráneo no hay tiburones”.

NO VAYAS A VERLA SI: Deseas ver más allá de escenas previsibles y falta de originalidad en la propuesta, y más teniendo en cuenta que a esto se suma la ausencia total de química entre todos los protagonistas, con un reparto heterogéneo e internacional que no casa nada entre sí.

Síguenos en Twitter: @cinemascomics y @EduQuintana16

Reseña Panorama
Crítica Megalodón
Edu16k
"Eduardo Quintana: Abogado que demasiado tarde descubrió que se había equivocado de carrera, se dedica a devorar todo tipo de cine, desde el de culto al tan pésimo que consigue dar la vuelta (como la reciente "Sharknado"). No concibe un día sin haber visto al menos una película o capítulo de una serie de TV, junto a una cachimba. Adora los videojuegos y los cómics, y cualquier libro que caiga en sus manos será irremediablemente leído. Fan de los blockbusters, "Juego de tronos", "Friends", "The Big Bang Theory", "Los Simpson", etc.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!