Inicio Cine Críticas de cine Crítica de MÁTALOS SUAVEMENTE

Crítica de MÁTALOS SUAVEMENTE

463

Gracias a Sensacine.com, Cinemascomics.com pudo acudir junto a cuarenta de nuestros seguidores al preestreno de MÁTALOS SUAVEMENTE, película de Gangsters protagonizada por Brad Pitt y dirigida por Andrew Dominik, cineasta que ya dirigió a Pitt en El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford.

MÁTALOS SUAVEMENTE, cuenta la historia de tres paletos, que creyéndose muy listos, se embolsan el dinero de una timba de póker organizada por el hampa, haciendo que la mafia local entre en bancarrota. Brad Pitt interpreta al matón contratado para encontrarlos y restablecer así el orden. El reparto de MÁTALOS SUAVEMENTE incluye también a Richard Jenkins (The visitor), James Gandolfini («Los Soprano»), Ray Liotta (Narc), Scoot McNairy (Monsters), Ben Mendelsohn (Animal Kingdom) y Vincent Curatola («Los Soprano»), con la participación especial de Max Casella, Trevor Long, Slaine y Sam Shepard.

Andrew Dominik, nos trae un film que aunque tiene un comienzo un poco lento nos trae situaciones y diálogos bastantes ingeniosos, así como escenas en las que trata de hacer sentir mediante la cámara las mismas sensaciones que sus protagonistas, aunque tiene un pero, el film está claramente diferenciada en dos actos, la primera parte que destaca por los puntos de los que os hablábamos y un secundo acto que trata de acelerar el final como si su vida dependiera de ello, convirtiendo un film bastante original en algo previsible y ya visto en otras películas como por ejemplo la estupenda Cosas que hacer en Denver cuando estas muerto, y dejándose algunas cosas sin mostrar. Del film hay que destacar la interpretación de Scoot McNairy y Ben Mendelsohn; Brad Pitt y James Gandolfini quedan en esta ocasión en un segundo plano, no sacándole demasiado partido a sus interpretaciones.

En definitiva una película que aunque tiene sus altibajos, es bastante recomendable. Del 1 al 10 le damos un 6.