Inicio Cine Críticas de cine Crítica de Las ventajas de ser un marginado

Crítica de Las ventajas de ser un marginado

863
Poster-de-Las-Ventajas-de-ser-un-marginado
Poster de LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO

Gracias a nuestros amigos de sensacine.com pude asistir el pasado jueves 17 de enero, al preestreno de la película Las ventajas de ser un marginado en los cines Kinepolis de Madrid.

Las ventajas de ser un marginado es un drama romántico escrito y dirigido por Stephen Chbosky basándose en su propia novela “somos infinitos”. Los actores principales son Logan Lerman (Charlie), Emma Watson (Sam), y Ezra Miller (Patrick). La productora es Summit Entertainment  y la fecha de estreno es el día 8 de Febrero del 2013.

Sam es un adolescente que asiste el primer día de clase de instituto con el temor de no encontrar amigos, pero pronto conoce a Sam y Patrick que le aceptan en su grupo de marginados de último curso. Junto a ellos comienza a abrirse a la vida y  a experimentar nuevas sensaciones que aún no conoce. Sam es un chico muy inteligente pero que arrastra traumas de su pasado. No ha conseguido superar la muerte de su tía y recientemente el suicidio de su mejor amigo. Al profundizar en la relación con sus nuevos amigos va a averiguar que el resto de personas también guardan en su interior algún tipo de dolor que hay que superar.

Crítica de Las ventajas de ser un marginado. La historia puede mostrar a la vez drama y comedia,  romance y desamor, o traumas del pasado y el infinito presente, todo mezclado en una batidora, y posteriormente alineado para mostrarnos lo que el director quiere hacernos percibir. Es una gran ventaja que el escritor de la novela, el guionista y el director sean la misma persona, ya que conoce perfectamente a los personajes y su psicología interior, representándolos a la perfección. Con poco presupuesto y sin alardes de efectos especiales ni de caros medios demuestra que se pueden hacer películas de calidad que se centran en las personas y en su psique. Los actores aunque parecen muy jóvenes tienen ya a sus espaldas una gran experiencia interpretativa, sobre todo Emma Watson (Harry Potter y el misterio del príncipe) y Logan Lerman (Percy Jackson y el ladrón del rayo), los cuales han bordado su interpretación y han insuflado vida a sus personajes de manera magistral.