Inicio Cine Crítica de ‘Las crónicas de Narnia: La travesía del viajero del alba’....

Crítica de ‘Las crónicas de Narnia: La travesía del viajero del alba’. Un intento fallido de reactivar la saga

Compartir

El intento de reactivar la franquicia de ‘Las crónicas de Narnia’ no ha resultado todo lo bien que podía esperar

‘Las crónicas de Narnia: La travesía del viajero del alba’ es una nueva entrega de la adaptación de la saga literaria de siete libros escrita por el profesor anglo-irlandés C. S. Lewis que los ávidos lectores comparan con ‘Harry Potter’ e incluso con ‘El Señor de los Anillos’, pero en lo que se refiere a las películas están muy lejos de la calidad de los films del joven mago y a años luz de la trilogía de Peter Jackson.

‘Las crónicas de Narnia: La travesía del viajero del alba’ está Dirigida por Michael Apted responsable de buenas películas como ‘007 El mundo nunca es suficiente’ o ‘Gorilas en la niebla’, también tiene en su filmografía bodrios como “Nell” con Jodie Foster o ‘Nunca más’ con Jennifer Lopez.

Las dos primeras entregas las produjo la compañía Disney, pero viendo los resultados de la taquilleros sobre todo de la segunda película decidieron retirarse, lo que hizo que la Fox comprara los derechos y se pusiera a fabricar el barco.

El mayor acierto fue contar con los protagonistas de las anteriores películas ya que hubiera quedado un poco raro ver el nuevo Narnia con otros chavales.

las crónicas de narnia la travesía del viajero del alba

Edmund y Lucy permanecen en una Inglaterra acosada por la II Guerra Mundial, mientras sus dos hermanos mayores están en USA. Los jóvenes viven en casa de su repelente primo, que siempre trata de provocarlos, una tarde después de una discusión un cuadro empieza a expulsar agua y los tres se cuelan en el mar de Narnia, donde deben ser rescatados por el príncipe Caspian, una vez en el barco les cuentan que viajan buscando Lores por unas isla misteriosas, lo que provoca que sufran múltiples aventuras.

La primera reacción del primo Eustace es de asustarse al ver ratones que hablan e incluso minotauros, pero poco a poco va adaptándose a Narnia, aunque nunca deja de ser una carga para todos. Así la tripulación se enfrenta a vendedores de esclavos, feos bichos unipatas y a una niebla verdosa y misteriosa que les persigue y les hace enfrentarse a todos sus miedos.

Crítica de ‘Las crónicas de Narnia: La travesía del viajero del alba’

La película como toda la saga es muy fantasiosa así que hacia falta unos buenos efectos especiales para hacerla creíble, el ratón está lleno de vida, los minotauros son increíbles, tanto que apetece que se luzcan un poco más en las escenas de acción. El gran león Aslan esta hecho perfecto, pero el dragón y sobretodo la serpiente marina son de una factura inferior, lo que hace que chirríen un poco.

Las actuaciones son correctas, el príncipe Caspian interpretado por Ben Barnes (Dorian Gray) demuestra su valía con un parecido muy notable al Príncipe de Persia, tanto en look como en movimientos y gestos. Pero el que destaca por encima de todos es el primo Eustace Scrubb interpretado por Will Poulter, su actuación irritante llegas a creértela y dan ganas de matarlo en todo momento pero en cierto modo entiendes sus reacciones ya que es nuevo en el mundo mágico de Narnia.

Controversia

El autor de los libros C.S. Lewis un hombre muy fantasioso creo el mundo de Narnia como un espejo de la religión Cristiana, aunque hoy día se adjudican elementos de todas las religiones mayoritarias. Pero Lewis ya explicó que la historia de Narnia se refiere a Cristo, así este sería representado por un león ya que en las antiguas escrituras lo llamaban “el león de Judá”. Por eso en la película de ‘Las Crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario’ Aslan muere y resucita a los 3 días.

En la segunda película ‘Las Crónicas de Narnia: El príncipe Caspian’ sería la lucha por imponer la verdadera religión y una única fe. Ahora en ‘Las Crónicas de Narnia: La travesía del viajero del alba’ representa el paso de la vida terrenal a la vida espiritual. Ya que el país de Aslan es un paraíso y debes de ser merecedor de llegar allí.

Una película para toda la familia que recomiendo a los seguidores de la saga.