Inicio Cine Crítica de Las Aventuras de Tintín El secreto del unicornio

Crítica de Las Aventuras de Tintín El secreto del unicornio

821

Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio es una gran adaptación del cómic del dibujante belga Herge, ya se habían hecho varias películas del famoso reportero Tintín con personajes reales pero de baja calidad y también muchas películas de animación, pero esta vez Hollywood se ha puesto manos a la obra para hacer un gran proyecto, en está ocasión han contado con uno de los directores más reconocidos e influyentes del sector, Steven Spielberg, el productor Peter Jackson y con el guión es de Steven Moffat y Edgar Wright (Zombies Party). Cuenta con un gran presupuesto, la forma de rodarlo es la captura de movimiento y para la banda sonora se ha contado con John Williams. Los actores con los que se basa la captura de sus movimientos son Jamie Bell (“Billy Elliot”, “La legión del águila”), Andy Serkis (“El señor de los anillos”, “El origen del planeta de los simios”), Daniel Craig (“007: Quantum of Solace”, “Cowboys & Aliens”). Estos son los ingredientes que hacen que la película valga mucho la pena, que sea muy entretenida, divertida y este realmente bien hecha.

“Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio” trata sobre un joven reportero que da casualmente con una maqueta de un barco llamado “el unicornio” que contiene un pergamino, al obtener el objeto se da cuenta que unos malvados delincuentes le persiguen y le intentan robar su nueva adquisición. Como gran reportero que es, se da cuenta que hay una gran historia detrás, empieza a indagar hasta que descubre que la maqueta pertenece a un barco hundido que contenía un gran tesoro, en la reproducción se haya el secreto que indica el paradero del barco. Para resolver el misterio deberá encontrar al último descendiente del Capitán Haddock.

Crítica: “Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio” es una divertida película de aventuras, consigue que no nos aburramos en ningún momento aunque dure casi dos horas, porque se meten los protagonistas en problema y cuando los resuelven se meten en otros mayores, así que no dan tiempo para el respiro.

Hay grandes referencias a las películas de Steven Spielberg, como “Tiburón” pero sobre todo a “Indiana Jones”, la estética es muy parecida a la saga del intrépido profesor de arqueología. En cuanto a la banda sonora esta muy bien integrada con la acción pero puede que recuerde demasiado a las aventuras de “Indianas Jones”.

La interpretación de los actores es increíble, aunque no sabremos nunca si es merito de los interpretes o de los animadores y su técnica de captura del movimiento, a veces las fallan un poco las expresiones da la cara o el movimiento de los cuerpos. Lo que esta claro es que Andy Serkis es un maestro en este sistema de rodaje, ahí esta su trabajo como Gollum o Cesar de “El origen de el planeta de los simios”.
La historia es muy sencilla, en seguida vemos quienes son los buenos y quienes son los malos, así que no hay muchas sorpresas, por lo tanto nos tenemos que conformar con las gracias que hace el Capitán Haddock y su intento por vivir sin el alcohol. Hay muchas escenas de acción, como la persecución por la ciudad o la lucha de grúas. Lo que más destaca es lo bien hechos que están todos los decorados, desde las ciudades, hasta el desierto.
En definitiva le doy un 8,5/10, un divertimento para toda la familia, un espectáculo visual que deja la puerta abierta para más aventuras.
Aquí os dejamos el trailer de “Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio”:

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.