Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘La Trampa del Mal’: Al diablo le gusta jugar en...

Crítica de ‘La Trampa del Mal’: Al diablo le gusta jugar en el ascensor

Compartir

Crítica de la película de terror ‘La Trampa del Mal’.

‘La trampa del mal’ es una película de suspense desarrollada en su mayor parte en un ascensor, parece que se hayan puesto de moda los espacios pequeños para crear angustia a los espectadores. Como hemos podido comprobar en ‘Buried’ o en ‘127 Horas’.

‘La trampa del mal’ está dirigida por John Erick Dowdle conocido por hacer la versión americana de ‘REC’ cuyo titulo era ‘Quarentine¡. Los interpretes son algo desconocidos, los que más destacan son Chris Messina (“Vicky, Cristina, Barcelona”), el televisivo Logan Marshall-Green (“O.C.”, “Dark Blue”) y Jenny O’Hara (“Mystic River”).

El film viene firmado por M. Night Shyamalan que ideo unas historias urbanas con tintes sobrenaturales, pero será difícil que veamos más de esos cuentos ya que el éxito de la película fue un poco justo y en Hollywood se le empieza a criticar ferozmente al director ya que su ultimo estreno “Avatar The Last Airbender” fue bastante malo y sus últimas películas empiezan a dejar bastante que desear. Aun así consiguió sacar adelante el proyecto de “La Trampa del Mal”.

La trampa del mal

Todo comienza con un suicido, que presagia la llegada del Diablo. Cinco desconocidos se juntan en un ascensor en un gran edificio, lo que es un día normal en el mundo ajetreado de los negocios se vuelve mortal.

El grupo está formado por una anciana, un guarda de seguridad con antecedentes de violencia, un joven ex combatiente de Irak, un comercial y una joven rica. Cuando el ascensor se para los nervios saltan, cada vez que las luces fallan algo horrible sucede y es que el Diablo es uno de ellos.

Un policía que perdió a su familia y que esta superando un gran bache que le llevo al alcoholismo es junto a los componentes de seguridad del edificio su única esperanza.

Terror y suspense en estado puro. ¿Quién será el diablo?

Crítica: La película tiene intriga y suspense, sobretodo en saber quien de los cinco es el Diablo, además hay varios sustos que hacen que mantengas la tensión durante el poco tiempo que dura la cinta.

Pero más allá no se le puede pedir mucho más, apenas nos muestran las historias de los personajes ya que se centran más en el policía del exterior. La parte sobrenatural apenas se ve ya que la van contando con voz en off como si fuera un cuento de los que usan los padres para hacer que los niños se vayan a dormir. El mayor de los problemas del film es que ninguno de los actores tiene el carisma suficiente para llevar el peso de la película, por tanto en ningún momento escoges a tu favorito y simplemente esperas a ver cual es el resultado final.

La película se queda a mitad de varios estilos diferentes, ya que aunque tenga un trasfondo sobrenatural con la actuación del Diablo por medio está muy cogido con pinzas, tampoco es una película de miedo o de típico asesino en serie. Es un conjunto de todos ellos y se queda a mitad en todos.


Reseña Panorama
Crítica 'La trampa del mal'
Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.