Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘La novia’: Cuando el verso supera a la prosa

Crítica de ‘La novia’: Cuando el verso supera a la prosa

1638

La directora aragonesa Paula Ortíz deslumbra de nuevo con esta adaptación de la obra ‘Bodas de Sangre’ de Federico García Lorca

Paula Ortíz, directora aragonesa que eclipsó al público con su ópera prima ‘De tu ventana a la mía’ (2010), regresa a las andadas con una particular y acertada versión de la novela de Lorca.

Como el mismo Lorca dijo: “Hay cosas encerradas dentro de los muros que, si salieran de pronto a la calle y gritaran, llenarían el mundo”. Algo parecido le ha sucedido a ‘La novia’, película de Paula Ortiz que ha conseguido que el público salga maravillado con el universo lorquiano.  ‘La novia’ es, ante todo y sobre todo, una gran historia de amor, una de las tragedias más bellas del imaginario español, donde el paisaje hipnótico envuelve a unos personajes fascinantes, dentro del universo mediterráneo.

El tema principal tratado en este gran drama es la vida y la muerte. Pero de un modo arcano y ancestral, en la que figuran mitos, leyendas y paisajes que introducen al espectador en un mundo de sombrías pasiones que derivan en los celos, la persecución y en el trágico final: la muerte. El amor se destaca como la única fuerza que puede vencerla.

La película ya empieza con una gran fuerza, presentándonos a un personaje anciano que recita una serie de frases que nos sirven como vehículo para trasladarnos a dicho universo donde la pasión, al amor, la traición y la tragedia son los protagonistas.

la novia

Uno de los puntos fuertes, sino el que más, es el cuidado y mimo que se le han dado a los detalles. Es una película que está llena de simbolismos, por lo que no se pueden obviar los detalles.

Otra cualidad a destacar sería la dirección artística y la fotografía: paisajes llenos de carga emocional muy bien plasmados y la utilización de la cámara lenta en algunas escenas ponen el broche de oro; el vestuario y atrezzo son impresionantes, cuidados hasta decir basta.

Como nombraba antes, también se captan perfectamente los simbolismos característicos de Lorca: Los cristales, la luna, la muerte, la tierra, la noche…

En cuanto al trabajo actoral, el elenco ha sabido estar a la altura y ha superado todas mis espectativas. Cabrían destacar los personajes de la Novia y el de la Madre, que realizan un trabajo excepcional haciéndote sentir lo que ellas sientes sentada en la butaca.

Los actores principales de ‘La Novia’ son Inma Cuesta, Asier Etxeandía, Álex García, Manuela Vellés, Consuelo Trujillo,Leticia Dolera, Carlos Álvarez Novoa y Luisa Gavasa.

Así que, si eres amante de las obras de Lorca y quieres ver una muy buena adaptación de ‘Bodas de Sangre’, no dudes en ir a verla al cine en cuanto se estrene. Muy recomendada.

Artículo anteriorLos dragones invaden el Salón del Manga de Barcelona
Artículo siguienteFiltrado el tráiler de ‘X-Men: Apocalipsis’
Me llamo Marina Ballester Terrade y tengo 19 años. Actualmente, estudio un doble grado de Comunicación Audiovisual y Periodismo en la Universidad San Jorge de Zaragoza. ¿Aficiones? Obviamente, me encanta el ámbito audiovisual en casi todas sus variantes (películas, series, cortos, reportajes, documentales etc.). Siempre me han considerado una persona creativa y original en cuanto a ideas. Me fascinan las películas con un final inesperado, no soy muy amiga de los remakes y adoro los musicales. Para acercarme más a lo que me gusta y aprender sobre la realización de programas en directo, cámara, sonido etc., he tenido la oportunidad de asistir como público a programas de televisión como “El Hormiguero”, “Zapeando” y en dos semanas “Supervivientes” con mis compañeros de carrera. ¿Otras aficiones? Me gusta cantar y escribir “mini relatos” (cada cual más diferente que el anterior), me saqué el título de buzo por afición a los 15 años; soy más del Barça que del Madrid y prefiero el Jazz, Blues o Swing antes que la “música” electrónica. Tengo bastantes sueños que querría hacer realidad a lo largo de mi vida: Hacer mi primer corto, visitar los Estudios Universal en Los Ángeles, ir al Festival de cine de San Sebastián… y espero que, con esfuerzo y mucho cariño, consiga realizarlos. ¿Algo más? Hay muchas cosas que me dejo en el tintero, seguro. Pero, si llego a poder participar con vosotros, podréis conocer todo aquello que me dejo de escribir.