Inicio Cine Críticas de cine CRÍTICA DE KUNG FU PANDA 2: MUCHO FUEGO ARTIFICIAL Y POCO KUNG...

CRÍTICA DE KUNG FU PANDA 2: MUCHO FUEGO ARTIFICIAL Y POCO KUNG FU

1941

Dreamworks presenta las nuevas aventuras del oso panda más cañero en “Kung Fu Panda 2”, de la mano de la directora Jennifer Yuh, practicamente una debutante en esta tarea pero que ha intervenido como creadora artística en varios films como por ejemplo “Spirit”, “Kung Fu Panda” o “Madagascar”.

En lo que se refiere al doblaje repiten muchos de los actores de la primera entrega como por ejemplo Jack Black (“King Kong”, “Los viajes de Gulliver”), Angelina Jolie (“Salt”, “Tomb Raider”) y Jackie Chan (“El super canguro”, “Hora punta”).

En España el doblaje del oso panda Po lo realiza Florentino Fernández un habitual ya que ha participado en muchisimas películas cediendo su voz y su particular estilo como por ejemplo “Robots”, “Gru, mi villano favorito”, “Kung Fu Panda 1 y 2”, “Littel Nicky” y “Austin Powers”.

El film trata sobre un malvado pavo real que aunque es el heredero de un reino, una profecía dice que caerá ante un guerrero blanco y negro, así decide acabar con todos los osos panda de china, pero un bebe panda sobrevive gracias a sus padres y es criado por un ganso. Con el tiempo se convertirá en el guerrero del dragón y podrá hacer frente al malvado pavo real y a su ejercito de lobos y gorilas, más un arma tan poderosa que puede hacer desaparecer el mundo del Kung Fu.

Así descubriremos el origen de Po y podremos ver sus aventuras mientras hace frente a su pasado y descubre su paz interior.

Crítica: “Kung Fu Panda 2” es la segunda parte de un film de éxito de Dreamworks, como ya pasó en “Shrek” o “Madagascar”, las siguientes entregas rara vez superan a la original, simplemente se dedican a poner a los mismos personajes y repetir gracias con una historia bastante floja. Incluso han copiado la formula de “Madagascar” donde se ve la desgarradora infancia del protagonista que va recordando poco a poco.

El tema de la animación por ordenador lo tienen totalmente dominado ya que los personajes, los movimientos y los paisajes son realmente buenos, entonces por qué no engancha, la respuesta es sencilla, la historia es demasiado predecible, en seguida se sabe quien es el malo, cuales son sus intenciones y que tiene que hacer el gran oso panda Po para poder vencerle. Haciendo que la aportación del malvado Lord Shen, es decir el pavo real, no este totalmente aprovechada, ya que en vez de desarrollar bien el guión del film enseguida se enteran de sus intenciones y van a por él, haciendo que la película solo sea una sucesión de ataques para frustras sus planes de conquistar china y el mundo entero con las armas de fuego.

En definitiva le doy un 5 sobre 10, es entretenida y hará las delicias de los más pequeños de la casa, pero falla en el momento de poner detalles o guiños para los más adultos que hagan que les enganche más. El final da juego para una tercera entrega, así que los dirigentes de Dreamworks deberán decidir si quieren hacer la trilogía del Kung Fu o solamente dejarla en dos películas, ya que el éxito de la segunda entrega ha sido más bien moderado.

Aquí os dejo el trailer de “Kung Fu Panda 2”:

Artículo anteriorNuevo tráiler de ‘Conan el Bárbaro 3D’
Artículo siguienteFeaturette de ‘COWBOYS AND ALIENS’
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.