Inicio Cine Críticas de cine Crítica de Juntos y revueltos. Romance y diversión en Africa

Crítica de Juntos y revueltos. Romance y diversión en Africa

Compartir

Crítica de la película Juntos y revueltos.

‘Juntos y revueltos’ es una comedia romántica donde los protagonistas dan su mejor nivel. El director de comedias como ‘Click’  y ‘Peso pesado’ Frank Coraci presenta su nueva colaboración con el actor Adam Sandler. La película ‘Juntos y revueltos’, es una divertida comedia que transcurre en un lujoso hotel de Sudáfrica para padres solteros, que pasan las vacaciones con sus hijos. El guión es de Ivan Menchell y Clare Sera, y cuenta ademas de Adam Sandler con Drew Barrymore. Así de nuevo reúnen a la pareja de actores tras haber trabajado juntos en ‘El Chico Ideal’ (también de Coraci) y ’50 Primeras Citas’.

Juntos y revueltos

‘Juntos y revueltos’ sigue a una pareja que tras una desastrosa cita a ciegas, Lauren (Drew Barrymore) y Jim (Adam Sandler), ambos padres solteros, coinciden en que no quieren volver a verse nunca más, pero se ven obligados a compartir una suite en un lujoso complejo vacacional de un safari en África en unas fabulosas vacaciones con sus hijos, a pesar de haber hecho la reserva por separado.

Crítica de Juntos y revueltos :

Aunque nos encontramos con la típica comedia romántica de Adam Sandler que tiene poco de original, no deja de ser una película divertida y entretenida. A esto hay que añadir escenarios exóticos como son la sabana africana con toda clase de animales salvajes, que le da un nuevo aire distinto a la típica historia en una ciudad de EEUU. Parece que Adam Sandler va cumpliendo años y se va adaptando a su edad, ya que los dos protagonistas están acompañados de sus cinco hijos que les siguen en el viaje realizando ambos el papel de padres experimentados. Además del romance que se va forjando poco a poco. Tenemos también las peripecias de los hijos de la pareja protagonista. Por lo que el público al que va destinada la película incluye desde pequeños a mayores.

La asociación de Drew Barrymore y Adam Sandler ha funcionado a la perfección y no les ha costado ningún esfuerzo realizar su papel ya que están bastante acostumbrados a personajes similares. Se podría decir que no interpretan ningún papel y que se comportan como si mismos en la vida real debido a la naturalidad con la que actúan.

En resumen el espectador no va a ver nada que no haya visto anteriormente pero tiene un rato asegurado de humor y entretenimiento que puede compartir en el cine con sus hijos ya que tampoco se van a aburrir.

Le damos de nota un 6 sobre 10