Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Jack Ryan: Operación sombra’

Crítica de ‘Jack Ryan: Operación sombra’

Compartir

‘Jack Ryan: Operación sombra’ es un thriller de acción inspirado en el personaje creado por Tom Clancy

‘Jack Ryan: Operación sombra’ cuenta con la dirección de Kenneth Branagh. El guión es de Adam Cozad  y  David Koepp.  La protagonizan Chris Pine (Jack Ryan), Keira Knightley (Cathy Muller), Kevin Costner (Thomas Harper), y Kenneth Branagh (Viktor Cherevin).

Jack Ryan aparenta ante su círculo de familia y amistades ser un ejecutivo de Wall Street en Nueva York, pero en realidad trabaja como analista de la CIA. Tras retirarse como marine, fue reclutado por su habilidad para interpretar datos globales. Cuando desenmascara un complot meticulosamente planeado desde Rusia para hundir la economía norteamericana y sembrar el caos en todo el mundo, se convierte en el único hombre capaz de impedirlo. Todo se complica cuando además de enfrentarse a multitud de peligros, aparece su novia por sorpresa en el hotel de Moscú.

Jack Ryan: Operación sombra

Nos encontramos ante un agente distinto al típico Jason Bourne que parecen haber surgido de la nada siendo expertos en todo. Jack Ryan ha pasado por la universidad estudiando economía y ha servido de marine con experiencia en combate. Aunque su trabajo es solamente de analista de la CIA se ve obligado a participar como agente de campo con todos los peligros que esto conlleva.

Aunque tiene grandes actitudes y responde perfectamente, siente nervios y stress a la hora de llevar a cabo cualquier misión. Esto lo hace un personaje más realista, haciendo sentir más cercana la tensión de la acción. Las escenas de lucha son de buena factura  y no falta acción y suspense en ningún momento.  Chris Pine ha realizado un gran papel sabiendo transmitir la tensión del momento. Claro está que ha tenido una ayuda de  lujo con grandísimos actores como Kevin Costner o Kenneth Branagh.

Por otro lado aunque se ha intentado hacer una película inteligente con argumentos originales, en la que los terroristas quieren hundir EEUU por medios económicos y por algún atentado, me parece un argumento poco o nada creíble, que no convence a nadie.  Olvidando esta conspiración imposible se ha logrado una buena película de acción con un agente secreto más realista, creíble, e igual o más efectivo que James Bond y compañía.

Tráiler de ‘Jack Ryan: Operación sombra’