Inicio Cine Críticas de cine Crítica de Jack Reacher. Puro lucimiento de Tom Cruise

Crítica de Jack Reacher. Puro lucimiento de Tom Cruise

431
Poster final de Jack Reacher
PosterJack Reacher

Una mañana cualquiera en una localidad cualquiera, cinco personas son tiroteadas al azar mientras hacían su vida cotidiana. Todas las pruebas apuntan hacia un hombre: un asesino con mucha puntería que es también ex-militar, un experto francotirador. Rápidamente, es detenido y puesto bajo custodia.

A pesar de sufrir un largo y duro interrogatorio, el preso no declara nada excepto una críptica petición que garabatea en una libreta a modo de confesión: QUE VENGA JACK REACHER.

¿Quién es ese tal Reacher? No es una pregunta fácil de responder, de hecho es difícil incluso probar que exista. Da igual, Jack Reacher (TOM CRUISE) ya está de camino. Ex miembro del ejército, antiguo investigador militar, el enigmático Reacher prefiere evitar la compañía de los demás, pero conoce a este tirador. Llevar a cabo una nueva investigación le impulsa a salir de las sombras y a comunicar a las autoridades lo que sabe acerca del detenido,  que es mucho. Basándose en su escabroso pasado, Reacher cree que han acertado al detener a ese hombre.

Cuando llega Reacher, el acusado de los asesinatos está en coma debido a una brutal paliza recibida cuando se le trasladaba, y su abogada (ROSAMUND PIKE) tiene un montón de preguntas para Reacher: ¿qué historia tiene en común su cliente con Reacher, y por qué iba aquel a pedir la ayuda de alguien que está convencido de su culpabilidad? Pese a tener ciertas dudas, cumple lo que le pide su cliente y contrata a Reacher para que investigue. Al principio parece que la policía ha examinado eficaz y exhaustivamente todo el escenario de los crímenes y, mediante un perfecto trabajo detectivesco, ha capturado al asesino. Pero Reacher tiene un problema con la perfección. Rápido en sus ocurrencias, muy seguro de sí mismo e híper- observador, le llaman la atención ciertas pequeñas notas discordantes que a los demás se les escapan. Cuanto más profundiza en el caso, menos claro le resulta.

Crítica de  Jack Reacher. Si bien el film no hay que confundirlo con otros productos cinematográficos como la saga “Misión Imposible”, una cosa está clara, ambas están concebidas para el lucimiento exclusivo y personal de su estrella, Tom Cruise. El actor que acaba de cumplir los 50, demuestra que está en plena forma para protagonizar films de peleas y tipos duros durante mucho tiempo ¿Los llegaremos a ver en Los mercenarios 3? a este paso no seria de extrañar, ya que el actor parece haberle cogido el gusto a cintas que no exigen un gran desgaste interpretativo; este año le veremos en dos películas de ciencia ficción que además resultan ser adaptaciones de comics y que prometen mucha adrenalina, “Oblivion” y  “All You Need Is Kill”. Pero lejos de que penséis que Jack Reacher es una película de acción pura y dura, algo que en los trailers parece obvio, no lo es tanto, resultando un film de intriga y conspiraciones con alguna dosis de acción muy puntual y en el que destacan un par de momentos cómicos para quitar tensión si la hubiera, algo que no resulta ser así por el ritmo tan pausado que lleva el film, a mi parecer un poco lenta.

En cuanto al argumento, resulta predecible todo lo que va sucediendo, dejando muy poco para la imaginación y demasiado familiar para los espectadores, ¿Alguien se acuerda de Basic? Pues el comienzo es calcado, un soldado es arrestado acusado de haber matado a los miembros de su unidad y en el momento del interrogatorio hace un dibujo que detona en la aparición de un investigador externo de poco fiar para averiguar la verdad.

También al salir del cine tras haber visto la película me asalta una pregunta. ¿Porqué, el abuso de imágenes mostrando los sucesos que el protagonista tiene en su mente?, este tipo de secuencias no solo subestiman la inteligencia del espectador, sino que además rompe el ritmo argumental de una película, parece que al guionista le dijeran, ” falta medía hora de película y este les contestara: no hay problema añadimos estas escenas en forma explicación al estilo las Reglas del juego y solucionado y si faltan, minutos no problemo podemos repetir escenas una y otra vez durante la película que nadie se dará cuenta”.

La interpretación de los protagonistas resulta correcta, incluida la de Tom Cruise que da el pego de tipo duro. En cuanto al villano elegido para hacerle la replica a nuestro héroe es casi testimonial y apenas hace sudar a Reacher en toda la película, interpretado por Jai Courtney, más conocido como Varros en la serie Spartacus y al que veremos muy pronto en La jungla 5: Un buen día para morir dando vida al hijo del mismísimo John McClane, el actor tampoco demuestra grandes dotes interpretativas salvo que vaya a hacer de T800 en la nueva de Terminator. También destacar la aparición de Robert Duvall que vuelve a coincidir 22 años depués de “Días de Trueno” con Tom Cruise.

En definitiva le falta chicha para ser una buena pelí de acción y le hace falta más intriga para ser un buen Thriller, resultado un film prescindible de ver en una sala de cine, así que le damos un 5 de 10.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.