Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Insidious capítulo 2’: interesante, aunque irregular, secuela

Crítica de ‘Insidious capítulo 2’: interesante, aunque irregular, secuela

468

Para empezar esta crítica he de posicionarme previamente y decir que nunca he sido gran seguidor de aquellas películas de terror cuyos elementos principales eran las casas encantadas, los espíritus malignos o las posesiones. No me preguntéis por qué, pero lo cierto es que nunca fueron de mi agrado. Hace unos años me dispuse a ver en cines la que era la película de terror de moda, ‘Insidious’, del director malayo James Wan, la cual había tenido buena acogida tanto de crítica como de público y si bien no me entusiasmó, me pareció que su cometido lo cumplía sobradamente, pues Wan manejaba muy bien los espacios y los tiempos impregnándote de una sensación permanente de desasosiego. A modo de curiosidad, he de decir que el día que fui a verla con mi pareja de entonces al cine, esa sensación de “malrrollismo” se multiplicó, pues habían pasado un par de semanas desde su estreno y fuimos a verla entre semana, a última sesión, encontrándonos en el interior de la sala tan solo con una pareja más.

Pero volvamos a la película. En esa ocasión, como comento, la película fue una grata sorpresa para los seguidores del género, dándome especial miedo el diseño del espíritu-demonio que se encarga de romper la tranquilidad de la familia y desea introducirse en el cuerpo del niño, que usa a modo de recipiente. Pues bien, hace una semana unos cuantos tuvimos la posibilidad de ver un pase previo al estreno en el Festival de Sitges de este segundo capítulo, como ellos lo han llamado, con la presencia de Leigh Whannell, su guionista, que aseguraba en la presentación que si algo no nos gustaba, allí estaba él para recibir las críticas y consejos.

Y es que por un lado creo que es una secuela digna, donde tanto director como guionista exprimen los elementos con los que ya contaban y dándole a su vez una vuelta de tuerca interesante que motiva mucho más (y se agradece) que el típico “igual pero más grande y más ruidoso” que se destila por las secuelas de Hollywood. No obstante, por otro lado, al menos según mi percepción, se deja ver un ligero agotamiento de James Wan para este tipo de producto, muy irregular en su conjunto, mezclando escenas de interés y tensión con otras que no hacen más que frenar la progresión de la cinta, motivo que intuyo también comparte el propio guionista.

Rose Byrne, en 'Insidious capítulo 2'
Rose Byrne, en ‘Insidious capítulo 2’

Si seguimos hablando de sus debilidades, no puedo dejar pasar por alto la manía que se tiene en este tipo de cine de ir siempre a oscuras o con una iluminación paupérrima (¿para cuándo una gran película de terror bien iluminada?) y algunos fallos de guión que cantan demasiado (la facilidad pasmosa que tiene el hijo para dormirse, en la situación que sea, por ejemplo). También es cierto, y lo digo porque la película fue vista con algunas personas que no habían visto la primera parte, que se requiere del visionado de ‘Insidious’ para un mayor disfrute, pues debido a que esta secuela comienza justo al término de la primera, puede dejarnos perdidos en el limbo en muchos momentos.

Si en aquella ocasión era el espíritu-demonio el que causaba desasosiego, en esta el propio protagonista (interpretado por Patrick Wilson) es el responsable de llevar desazón a la platea, pues tras varias interpretaciones de las que se pueden denominar planas, podemos intuir lo mucho que disfrutó interpretando al padre de familia en esta secuela y hallar a un actor al que se le puede exprimir mucho más. Sin lugar a dudas es el mayor beneficiado artísticamente de todos los que repiten, pues su doble rol en la cinta hará las delicias de sus seguidores y también, por qué no, que sus detractores le den otra oportunidad. Para mí fue sin lugar a dudas la mayor sorpresa del filme, un filme que dicho sea de paso pica de muchas otras películas del género, homenajeándolas o no, para llevar su producto a buen puerto.

Por otro lado en esta ocasión la coprotagonista, Rose Byrne, pierde fuelle y no tiene tanta mordiente como tenía en la anterior ocasión, si bien quitando el protagonismo de Patrick Wilson, en esta ocasión el resto se reparte el trabajo a partes iguales, unos secundarios que en líneas generales están más que correctos.

‘Insidious capítulo 2’ es, en resumen, una película interesante pero irregular, que no cae en lo manido pero que da signos de que es mejor una retirada a tiempo que una batalla perdida y que por eso intenta dejar todo cerrado y donde si bien no cuenta con la sorpresa que sí tenía la primera, dejará con buen sabor de boca a todos los que se acerquen al cine en busca de una nueva ración de miedo por parte de James Wan, uno de los mejores directores actuales de dicho género y que intuyo comenzará en breves a probar nuevos espacios y géneros.

Lo mejor: el haber sabido explorar nuevas posibilidades con la base de la primera parte.

Lo peor: una película irregular y con leves signos de cansancio por parte de sus responsables.

Artículo anteriorSiete nuevas imágenes de ‘X-Men Días del Futuro Pasado’
Artículo siguienteCrítica de El quinto poder: Wikileaks al poder
A los 11 años salí del cine lanzando flechas imaginarias gracias a Kevin Costner en "Robin Hood, príncipe de los ladrones". A los 12 escribí mi primer guión "serio" (que posteriormente rodaría en un corto titulado "La muñeca") y a los 16 o 17 años ya lo tenía claro: no había nada que pudiera superar al cine y la pasión que sentía por él (que me perdone el mundo). He rodado varios cortos (Aquí podéis ver el último, que no os gustará porque es puro drama: http://leonquentin.wix.com/eraseunavezelamor). He escrito guiones, tanto propios como para otros. Actualmente junto a Borja Monclús, escribo un par de proyectos para series de televisión. En cuanto al cómic, he de reconocer que no soy mucho de superhéroes a la vieja usanza, sino que me dejo arrastrar más por el toque realista. Adoro la locura de Alan Moore en general y su obra magna "Watchmen" en particular. Adoro "Predicador", de otro loco de la pluma, Garth Ennis o "Batman, el regreso del caballero oscuro" del reconocido Frank Miller que me parece una vuelta de tuerca ejemplar. Tengo mis gustos al igual que tú tienes los tuyos. Lo que sí que tengo claro es que si estás leyendo esto es que tú también eres uno de los nuestros.