Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Generación Z (REZORT)’: Un safari entre los zombies

Crítica de ‘Generación Z (REZORT)’: Un safari entre los zombies

Compartir

Generación Z

En ‘Generación Z’ la historia nos centra en un mundo post apocalipsis zombie del cual, la Tierra ha salido victoriosa, pero a pesar de ello, muchos de los habitantes del planeta acabaron convertidos en zombis. Sin embargo, con la civilización recuperada por completo, se crea uno de los lugares más lujosos para ir de vacaciones, el Resort Zombie (REZORT), un lugar donde las personas pueden divertirse viviendo una aventura y pudiendo matar zombis. Pero un inesperado problema en el REZORT provocará nuevamente el pánico y una alarma mundial.

El film dirigido por Steve Barker, nos traslada una vez más a una historia plagada de zombies. Aunque este género ha sido explotado hasta la saciedad, aquí presenta un escenario diferente, en palabras del director ‘Generación Z’ es “una especie de Jurassic Park, pero con zombies”. Además, introduce la crítica social – Sin faltar además, los activistas pro-zombies- e intenta proponer explicaciones a las diferencias existentes entre los zombies.

La película posee un cierto matiz de tv movie, con un guion bastante simple y algo previsible, sin embargo, no defrauda y a pesar de que sepas desde el comienzo lo que vas a ver, entretiene.

Por otra parte los personajes son bastante sencillos y se nos cuenta lo necesario sobre ellos sin entrar en muchos detalles. Melanie, la protagonista, es una mujer traumatizada tras ver de niña como sus padres se convierten en zombies. Ella decide ir al REZORT junto a su marido para intentar superarlo. Más allá de la “profundidad” de este personaje, no lo encontramos en ningún otro, pues el resto son un desfile de tópicos del género.

En definitiva, estamos ante una película de zombies con un toque diferente y que se puede disfrutar, sin grandes expectativas, pero que entretiene y hace pasar un buen rato en el cine.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.