Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Furia Ciega 3D’ (Drive Angry)

Crítica de ‘Furia Ciega 3D’ (Drive Angry)

1556

‘Drive Angry (Furia ciega)’, es un thriller sobrenatural, rodado en 3D, protagonizada por Nicolas Cage

Poster Furia Ciega 3DLa película está protagonizada por Nicolas Cage, William Fichtner, Amber Heard, David Morse, Billy Burke y Atkins Tom. En Drive Angry Nicolas Cage es Milton, un criminal endurecido que se ha escapado del infierno para una última oportunidad de redención. La intención de encontrar a los responsables de la muerte de su hija, y que tan solo cuenta con tres días para detenerlos antes de que sacrifique a su nieto bajo la luna llena.

Milton se une con Piper (Amber Heard) – una joven y sexy camarera que roba el muscle car de color rojo cereza a su ex-novio con el fin de ayudar a Milton. Ahora, los dos están tras la pista del líder mortales del culto, Jonás Rey (Billy Burke), que cree que es su destino utilizar el bebé para desatar el infierno en la tierra.

Pero el culto sanguinario es el menor de los problemas de Milton. La policía está detrás de él también. Y peor aún, un enigmático asesino conocido únicamente como “El Contable” – que ha sido enviado por el Diablo para recuperar a Milton y entregarlo de nuevo al infierno. Con salvajismo y malas artes, el Contador perseguirá sin tregua a Milton a alta velocidad por todo el país hasta que su misión se lleve a cabo.

Impulsado por el alto octanaje y pura rabia, Milton debe utilizar su ira para ir más allá de todos los límites humanos para vengar el asesinato de su hija, ante su última oportunidad de redención.

Crítica: Furia Ciega 3D (Drive Angry), Patrick Lussier y Todd Farmer vuelven a embarcarse en un nuevo film en 3D, con aires de cine de serie B, en el que ocultan las carencias de un buen guión con persecuciones de coches, unas chicas espectaculares enseñando cacho y escenas de acción llenas de sangre y casquería, y que de no saber quien la ha dirigido bien podría pasar por una cinta de Robert Rodriguez (Machete) o Tarantino (Death Proff).  La cinta pues, no es para tomársela muy en serio y si te gusta este género te divierte y llega a ser entretenida.

En cuanto a los protagonistas, Nicolas Cage vuelve a regalarnos una interpretación vacía con su típica cara de tío duro a la que nos tiene ya tan acostumbrados, es una pena que estemos perdiendo a un gran actor que debido a sus problemas financieros parece no importarle aceptar cualquier papel. Su compañera de reparto tampoco lo hace mejor, pero cumple su cometido como chica de armas tomar y lucir palmito. Me gustaría destacar la interpretación de William Fichtner en su papel de “El contable”, el actor se nota que se lo debió de pasar en grande en el rodaje, aunque su personaje recuerda demasiado al del agente Smith de Matrix, de hecho en la versión española han utilizado al mismo actor de doblaje.

Nicolas Cage y Amber Heard en Furia Ciega

En cuanto al 3D sin ser espectacular, merece la pena verla en este formato ya que sus directores han utilizado algunos recursos que en la versión 2D es posible que no se aprecien. De los efectos especiales mejor ni hablamos.

En definitiva cinta que no aporta nada nuevo al género, llena de momentos surrealistas, con un guión para olvidar en el que dejan muchas cosas en el aire por explicar y que mejor no desvelo por si todavía alguno piensa en ver la película. Del 1 al 10 le doy un 4.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.