fbpx Crítica de Eurovisión: La historia de Fire Saga - Cinemascomics.com
Críticas de cine

Crítica de Eurovisión: La historia de Fire Saga

Eurovisión: La historia de Fire Saga se estrena hoy en Netflix, dirigida por David Dobkin y protagonizada por Pierce Brosnan, Demi Lovato, Rachel McAdams o Will Ferrell, entre otros.

Lars y Sigrit  son dos músicos islandeses desconocidos que tienen delante la oportunidad de su vida: representar a su país en el concurso musical más importante del mundo, Eurovisón. Ahora podrán demostrar que hay sueños por los que vale la pena luchar.

La finalidad de Eurovisión: La historia de Fire Saga iba a ser una parodia del famoso festival,

pero acaba teniendo otros tintes y enfoques a parte de la parodia. El primer tercio del metraje se centra en la presentación de los dos protagonistas, muy bien interpretados por Ferrell y Rachel McAdams; este tramo es interesante, ya que nos explican las motivaciones y sueños del dúo, pero sí que se hace pesado por momentos. Todo se centra en la falta de apoyos de este dúo, aferrándose así a lo que parece un sueño imposible.

El elenco tiene química,

de hecho, hay una tensión amorosa que ambos plasman muy bien en la historia del metraje. La actuación de Rachel McAdams le da un punto de sensatez y realismo  a un personaje, que con otra actriz, podría haber resultado irritable. Y esa química ya mencionada hace que el espectador mantenga la expectación ante un previsible final. Ya que lo más importante en la película es la relación entre ambos, ya que el entorno musical aparece en un segundo plano y así, Dobkin consigue generar un tono perfecto.

El último tramo de la historia se centra en el Festival de Eurovisión.

El final tiene esa parte de dramatismo forzado, ya que además, alteran las reglas del festival para tal fin. Pero los fans del festival, entre los que me incluyo, también tenemos nuestro momento, en el que aparecen varios ganadores del festival. Un parón narrativo forzado, pero que se agradece. El guion es previsible, ya que no logra explotar todo lo que puede, así como los gags no tienen gracia o no toda la que pretenden. Y, pese a la larga duración, excesiva, es una película que se puede disfrutar y acaba siendo de fácil digestión.

¿Qué te parece Eurovisión: La historia de Fire Saga de Netflix? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.