Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ENREDADOS: Disney vuelve a sus clásicos

Crítica de ENREDADOS: Disney vuelve a sus clásicos

1790

Crítica de la película Enredados (Tangled).

En ‘Enredados’ la nueva película de Disney donde han querido volver a la formula habitual de sus grandes clásicos como ‘Blancanieves’ o ‘Cenicienta’.

Tangled (Enredados)El film esta dirigido por Nathan Greno y Byron Howard, que participaron en otra película de Disney como ‘Bolt’ y cuenta con la participación como productor ejecutivo de John Lasseter que es el “jefe” de Pixar, responsable de la saga Toy Story’ y se nota su mano, ya que la película es sensiblera muy al estilo de las últimas películas de Pixar como ‘Up’, ‘Toy Story 3’ y ‘Walle-E’. En la versión americana los dobladores son Mandy Moore (“Un paseo para recordar”) y Zachary Levi (“Chuck”). Rapunzel es una jovencita que fue raptada de niña y escondida en lo más alto de la torre, el motivo fue su mágico pelo que hace que se sanen las heridas y la gente rejuvenezca. La secuestradora una malvada que odia envejecer y quiere ese poder para ella sola, así que hace que la joven no salga de la torre convenciéndola de que el exterior es el mal. Los padres naturales de la niña, los reyes de un pequeño reino, cada año encienden luces y las envían al cielo el día de su cumpleaños. Ella nota que está mágicamente relacionada con este evento, así que sus ansias por descubrir el exterior van aumentando pese a la oposición de su malvada captora. A punto de cumplir los 18 años un joven ladrón Flynn Rider que huye de la justicia y de sus compañeros de fechorías se esconde en la torre, el encuentro termina con la promesa de que Rapunzel le devolverá la joya que robó si a cambio él le enseña el exterior y le acerca al lugar donde las luces son encendidas.Tangled (Enredados)

La película seguramente optará a los Oscars.

Crítica: Siempre se decía que lo mejor de las películas de Disney eran sus personajes secundarios, como por ejemplo, el genio de la lampara de “Aladdin”, o Timón y Pumba de “El rey León”. En “Enredados” ese peso lo llevan dos divertidos animales, un pequeño camaleón amigo de Rapunzel y el bravo caballo Maximus. Sin duda son los que protagonizan los mejores “gags”.

La película esta destinada sobre todo para el público más infantil, ya que sigue los patrones tan habituales de la factoría Disney. Princesa en apuros, joven la rescata y viven una preciosa historia de amor donde se ensalzan los mejores valores humanos posibles. La parte de las canciones es lo que mas aburrido se hace, ya que estamos acostumbrados a los últimos films donde los personajes no cantan si no esta muy justificado, esto ocurre desde que Shrek mandara callar a Asno cuando hace un intento de canto, parodiando así los clásicos de Disney.

Una vez más el doblaje deja mucho que desear, la voces del tráiler son muchísimo mejores que las voces que le han puesto a la cinta. Al menos el 3D es bastante bueno y no se hace pesado así que es recomendable ver la película en este formato, ya que luce más en cintas de animación.

En definitiva si tienen hijos pequeños llévelos a ver esta nueva película de animación quizás no este al nivel de otros films estrenados hace poco como “Como entrenar a tu Dragón” o “Gru: Mi villano favorito”, pero hará las delicias de los más jóvenes de la casa.

Reseña Panorama
Crítica de ENREDADOS: Disney vuelve a sus clásicos
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.