Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Encerrada’, el regreso de Carpenter

Crítica de ‘Encerrada’, el regreso de Carpenter

777
Imagen de Encerrada
Imagen de Encerrada

En la última década, John Carpenter apenas se ha puesto detrás de las cámaras. Su contribución a la serie ‘Masters of horror’ (de la que merece la pena rescatar ‘El fin del mundo en 35 mm.’, la joya que dirigió en 2005) queda lejana en el tiempo, y más ‘Fantasmas de Marte’. De ahí la expectación que despertó el rodaje de ‘The ward’, el regreso del maestro. Dos años después de su realización, por fin llega a España el largometraje, y lo hace en el ámbito doméstico y con el título de ‘Encerrada’. Pronto saldrá a la venta (está disponible en alquiler) y puede verse a través de las plataformas ‘online’ de cine de pago. Una propuesta de terror que no deja de ser un producto menor, si bien Carpenter muestra su pericia narrativa, y eso ya es motivo de alegría para los aficionados al género.

La trama de ‘Encerrada’ se desarrolla en los años 60. Kristen (Amber Heard) ingresa en un psiquiátrico. No sabe las causas de su internamiento, solo recuerda el incendio de una casa. Allí se somete a una terapia experimental desarrollada por el doctor Stringer (Jared Harris). Desorientada y recelosa de lo que ocurre en el centro, Kristen no acepta su situación y quiere escapar. El problema es que por las noches aparece un fantasma vengativo que aterroriza y asesina a las internas.

Si hubiera caído en otras manos, ‘Encerrada’ sería una película de terror ramplona y, en el mejor de los casos, rutinaria, pero bajo el control de Carpenter se convierte en una serie B resultona. El director oculta las carencias de la historia con una lograda puesta en escena, con la única pega de los sustos sonoros (una molesta moda del género). ‘Encerrada’ entretiene y cuenta con un sorprendente giro final.

Del 1 al 10, le ponemos de nota un 6.