Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘En tiempo de brujas’: Perdida de fe y un toque...

Crítica de ‘En tiempo de brujas’: Perdida de fe y un toque a lo Val Helsing

Compartir

Análisis de la película ‘En tiempo de brujas’.

Irregular película de brujería y templarios, ya venia de fracasar en Estados Unidos ‘En tiempo de brujas’, las críticas habían sido debastadoras y la taquilla nefasta, también había muchos rumores de que iría directamente a DVD y es que por el nivel que muestra tampoco le habría venido mal del todo.

Está dirigida por Dominic Sena responsable de “60 segundos”, “Operación Swordfish” y “Whiteout”, buenas películas, que podía hacer pensar que “En tiempo de Brujas” podía estar por lo menos entretenida.

En tiempo de brujas

 

Protagonizada por Nicolas Cage (“Motorista fantasma” y “Teniente Corrupto”) y acompañado por Ron Perlman (“Hell Boy” y “Alien resurrección “) y Stephen Campbell Moore que lo conocemos de “The Children” y “The Bank Job”.

El film trata sobre dos templarios Behmen y Felson que después de luchar y vencer en mil batallas se dan cuenta que matar gente y sobretodo inocentes en nombre de Dios no es tan bueno como ellos creían. Un tiempo después les encargan la misión de transportar a una joven acusada de brujería y de causar la peste, su destino una apartada abadía donde conservan antiguos libros para realizar exorcismos. Aunque todo resulta un elaborado plan de un demonio.

Crítica: Aunque tiene un buen arranque es una floja película de la que se podía esperar algo más sobre todo teniendo a dos pesos pesados como Nicolas Cage y Ron Perlman, pero el guión es muy irregular y la dirección brilla por su ausencia, y es que lo que podía ser una buena historia sobre la epifanía moral entre defender tus creencias sobre Dios y salvar a una muchacha que va a ser condenada a bruja se queda en un viaje por tierras lúgubre con la única emoción de los obstáculos que van encontrando por el camino. Aun así hasta llegar a la abadía siempre te queda la esperanza de que la película mejore, pero el final es lo peor de todo, un autentico pastiche al que solo le falta que aparezca de repente “Buffy Cazavampiros”. Con unos efectos especiales bastante malos y es que parece que se hubieran gastado todo el dinero en el maquillaje de la gente que tiene la peste.

La vida de Nicolas Cage debe de ser un autentico desastre porque no se entiende que coja tantos proyectos de mala calidad, y es que parece que lo único que quiere es trabajar y ganar dinero sin respetar lo mas mínimo la calidad artística de sus films, lo que no es nada reprochable pero es uno de esos actorazos que da pena ver que se meta en estas películas sin nivel, como por ejemplo ·El aprendiz de brujo” o la que van a estrenar en breves “Drive Angry 3D” que una vez más las noticias que nos llegan de USA son de fracaso total.

Lo único que la salva del cero más absoluto es la intervención de Ron Perlman un autentico crack con mucho carisma. Y por supuesto la actuación de Claire Foy que hace de muchacha encerrada y acusada de bruja, y que aunque parezca mentira es lo más creíble de todo el film.

En definitiva le doy un 4/10.Espero que los futuros proyectos de Nocilas Cages sean mejores como “Ghost Rider: Spirit of Vengeance”.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.