Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘El gran hotel Budapest’

Crítica de ‘El gran hotel Budapest’

755

Nuestros amigos de Sensacine  nos han invitado al pase de la película ‘El gran hotel Budapest’, película dirigida por Wes Anderson, cineasta que fiel a su estilo dirige una nueva comedia de humor absurdo, en la que junto con Stefan Zweig, y Hugo Guinness, también ha creado el guión. Participan grandes actores como Ralph Fiennes,  Tony Revolori,  Saoirse Ronan,  Bill Murray,  Jude Law,  Willem Dafoe,  Tilda Swinton,  Harvey Keitel,  o Edward Norton. La productora es Scott Rudin Productions / Indian Paintbrush / Studio Babelsberg / American Empirical Pictures, y su estreno es el día 21 de Marzo  del 2014.

‘EL GRAN HOTEL BUDAPEST’ narra la historia de un legendario recepcionista de un famoso hotel europeo en el periodo de entreguerras, y de su amistad con un joven empleado que llega a ser su protegido de confianza. El argumento incluye el robo y la recuperación de un cuadro renacentista de inestimable valor, la lucha por una enorme fortuna familiar, y las agitaciones que transformaron Europa durante la primera mitad del siglo XX.

Con un estilo de cuento absurdo y de novela gráfica, Wes Anderson nos introduce tras varios saltos en el tiempo hacia atrás en la época de los años 30 cuando el gran Hotel Budapest estaba lleno de vida, con gente glamurosa de la alta sociedad. En cada retroceso en el tiempo cambia el estilo desde más serio y realista, a un estilo más parecido a las películas cómicas  de cine mudo de los años 30, donde los personajes  mantienen una moral a rajatabla que roza el absurdo, y donde se diferencia claramente los buenos de los malos, aunque a veces se nos haga dudar de la moral del protagonista. Ralph Fiennes  interpreta al recepcionista  que  con sus propios valores e ideas particulares de la moral  toma como discípulo a un joven botones. Interpretado por Tony Revolori , que sigue ciegamente a su mentor, para llegar a ser algún día el sustituto, con la gran responsabilidad que conlleva el puesto. Los 2 son el eje de toda la historia que se va enrevesado, metiéndose en toda clase de situaciones cómicas. Cabe destacar que tan pronto se encuentran en escenarios ideales y magnánimos, y al atravesar una puerta pasan a  lugares de gran pobreza, donde la ambientación cambia completamente; y al momento al atravesar de nuevo otra puerta o girar una esquina, vuelven a cambiar de nuevo.  Además de estos cambios drásticos de escenarios también hay cambios en el realismo de estos, alternando decorados con todo detalle a escenas con animaciones de cartón piedra que dan risa. Cabe destacar el papel de villano sanguinario que interpreta a la perfección Willem Dafoe, y las pequeñas actuaciones de grandísimos actores como Bill Murray, Harvey Keitel, o Edward Norton, entre otros muchos.  Con todo esto tenemos una película excelente, original y muy divertida, que nos deja con ganas de más, con buen sabor de boca, y en el que no se puede decir nada de negativo.

Le damos de nota un 7,5 sobre 10


El gran Hotel Budapest
El gran Hotel Budapest Tráiler