Inicio Cine Crítica de El Gato con Botas: Diversión felina

Crítica de El Gato con Botas: Diversión felina

3130
Compartir

El gato con botasDreamworks es una compañía que se está especializando en explotar todos sus recursos al máximo, cuando en el año 2001 estrenó “Shrek” dio en el clavo y fue un éxito inmediato de crítica y público, llegando a ganar un Oscar como mejor película de animación, por delante de su gran rival de Pixar “Monstruos S.A.”, asi empezaron las secuelas con “Shrek 2” en 2004, “Shrek tercero” en 2007 y “Shrek, felices para siempre” en 2010, aunque parecía que el producto estaba acabado ya que cada película empeoraba a la anterior, Dreamworks no pensaba ni por un segundo dejar de explotar sus personajes más conocidos así que ahora nos trae uno de los protagonistas más carismáticos de la saga “Shrek”, el astuto y pendenciero felino llamado “El gato con botas”. Esta revisión del cuento popular de Charles Perrault, modernizada para la ocasión y con un toque mejicano, es una diversión garantizada para toda la familia.

“El gato con botas” es un huérfano que se cría en el orfanato de San Fernando, su mejor amigo de la infancia es un huevo parlante llamado Humpty Dumpty, el gato de repente se convierte en un héroe para el pueblo, algo que al huevo no le hace gracia, ya que frena sus planes de conseguir las habichuelas mágicas, así que decide traicionar al felino pero le sale mal la jugada y es encarcelado, en cambio el gato es considerado un ladrón y villano y debe desaparecer. Unos años después se juntan para volver al plan inicial de conseguir las habichuelas mágicas teniendo que afrontar muchas aventuras y peligros, junto a una sensual gatita llamada Kitty zarpas suaves.

El gato con botasCrítica: “El gato con botas” es una mezcla de varios cuentos populares europeos, como el del propio gato con la historia de jack y las habichuelas mágicas, mezclado con la canción inglesa Humpty Dumpty.
La estética cambia un poco sobre la saga “Shrek” ya que parece más un western de origen mejicano, haciendo que el gato se parezca más al “Zorro”, compartiendo con este mítico personaje capa, sombrero y espada. Sin duda Antonio Banderas añade ese toque tan carismático que tiene y trasmite con encanto al personaje felino.
El film es muy divertido y aunque no este al nivel de “Shrek” o “Como entrenar a tu dragón”, sin duda supera al resto de películas de Dreamworks. Los personajes están muy bien hechos, los gatos son una auténtica ricura que despertaran las simpatías de todo el público, mucha atención a lo mono que es “El gato con botas” de pequeñin, con esos ojazos que consigue derretir hasta al soldado más curtido.
La película está llena de acción, sus 90 minutos de duración hacen que te pasen en un suspiro, los bailes y coreografías son muy buenas y divertidas, muy bien acompañadas con un buen toque de guitarra española.

En definitiva le doy un 8/10, a los niños les encantará y a los que son un poco más adultos también pasarán un buen rato, los aficionados a los gatos estarán de enhorabuena porque sin duda esta es su película.