Inicio Cine Crítica de ‘El caso Sloane’

Crítica de ‘El caso Sloane’

91

‘El caso Sloane’ thriller de que muestra la lucha implacable de estratagemas políticas

‘El caso Sloane’ es una película de thriller político dirigida por John Madden y escrita por Jonathan Perera. La película está protagonizada por Jessica Chastain, Mark Strong, Gugu Mbatha-Raw, Michael Stuhlbarg, Alison Pill, Jake Lacy, John Lithgow y Sam Waterston.

El caso Sloane

Sinopsis:

En Washington está a punto de votarse una ley de control de armas para los ciudadanos. Elizabeth Sloane rechaza una gran oferta de un lobby armamentístico para enrolarse en un pequeño lobby en el que priman los principios y su posición en contra de las armas. Desde ese momento se entabla una encarnizada lucha de estrategias e intrigas para conseguir los votos de los senadores, en el que Elizabeth se ve envuelta en ataques que intentan desacreditarla.

Crítica:

Jessica Chastain conocida por películas como ‘Interstellar’ o ‘Marte’, protagoniza de un modo sobresaliente a un personaje frío y calculador, en el que ganar es lo primero, sin embargo, aunque no se puede apreciar directamente, sus acciones parece que se guían por ciertos principios morales. Pero el personaje oculta tan bien sus pensamientos que no se puede llegar a saber si Sloane es una maquina estratega a la que solo le importa ganar o es lo contrario. El personaje recuerda en cierta medida a Carrie la agente de la CIA de la serie Homeland, ya que su modo de ser tiene bastantes cosas en común con ella.

Jessica Chastain protagoniza El caso Sloane

El resto de actores tienen un papel poco importante comparado con el de Jessica Chastain que es la absoluta protagonista. Entre ellos destaca Mark Strong que es el jefe del pequeño lobby que lucha a favor del control de armas, y Gugu Mbatha-Raw que es una ayudante de Sloanne que se mueve por puro idealismo, y que oculta un oscuro pasado que la motiva a estar en contra de las armas.

‘El caso Sloane’ es un triller en el que podemos ver cómo funciona el mundo de los lobbys de presión política. Los interesados en que se apruebe o no una ley contratan lobbys de expertos estrategas que analizan como influenciar a cada uno de los senadores para llevarlos a su causa. Para ello se llevan a cabo todo tipo de argucias y estratagemas que a veces sobrepasan lo legal. El tema del que se debate es bastante polémico y trata sobre la ley de control de armas. Al igual que no podemos distinguir si Sloane tiene o no principios, tampoco se muestra un argumento que defina de que lado se posiciona la película sobre este tema, dejando que el espectador se forme su propia opinión. Aunque del lado de los que están en contra de las armas están los protagonistas, que excepto Sloane se muestran como gente más integra que defiende unos ideales.

Es una historia fascinante en la que compiten las mentes de Sloane y la de sus antiguos compañeros de Lobby. Es una guerra de inteligencia en el que se debe conocer al adversario y estar preparado para cualquier cosa. Si no perdemos el hilo del argumento nos encontramos con un final explosivo que nos deja totalmente sorprendidos, pero en el caso de haber desconectado en algún momento, puede ser difícil volver a conectar.