Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘EL APRENDIZ DE BRUJO’: Mucha chispa y poca historia

Crítica de ‘EL APRENDIZ DE BRUJO’: Mucha chispa y poca historia

1396

Crítica de EL Aprendiz de Brujo con Nicolas Cage

El aprendiz de brujoJerry Bruckheimer está empeñado en hacer una saga tan rentable como lo fue “Piratas del Caribe”, para ello echó mano de los videojuegos con “El Príncipe de Persia”, el resultado fue una película entretenida, pero sin el gancho suficiente para crear una franquicia de por lo menos dos o tres películas, aunque el resultado en taquilla fue bueno y recuperó lo invertido.

Ahora lo vuelve a intentar con el “Aprendiz de Brujo”, para ello cuenta como director a Jon Turteltaub (“National Treasure: Book of Secrets” y participó en películas de Pixar como “Toy Story 2”), sus principales protagonistas son Nicolas Cage (“Motorista Fantasma”, “Teniente corrupto”), Alfred Molina (“El Codigo DaVinci” y era Dr. Octopus en “Spiderman 2”) y el joven Jay Baruchel (“Tropic Thunder” y “FanBoys”) pero una vez más no ha logrado un gran resultado y esta vez la taquilla si que ha sido cruel y no recuperara lo invertido.

“El aprendiz de brujo” trata sobre un joven que es el descendiente del gran mago Merlín y deberá descubrir sus poderes y enfrentarse al mal. En una era antigua existía un gran mago con tres discípulos, uno de ellos los traicionó y se alió con su gran enemigo la bruja Morgana, así se formaron dos bandos los Merlinianos y los Morganos, un eterno enfrentamiento que ha llegado a nuestros días, Balthazar Blake el único discipulo que queda debe entrenar al joven Dave, pero un enfrentamiento con Maxim Horvath hace que ambos brujos se queden atrapados en una urna por diez años, ahora Dave ya en la universidad y con el incidente ya olvidado es un científico muy ligado a la física y enamorado perdidamente de la bella Becky Barnes. Pero los brujos salen de su encierro y la pelea del bien y del mal vuele a la vida de Dave. Al principio no cree en magia y no esta dispuesto a convertirse en brujo, pero poco a poco le coge el gusto a explorara sus poderes y posibilidades.

Crítica: Jerry Bruckheimer debería dedicarse a los fuegos artificiales y dejar el cine, ya que en sus últimas películas solo hace unos efectos especiales buenos y con eso se cree que atraerá a las masas al cine, ¿para que un guión o una buena historia bien contada?

El problema es que siempre nos queda la duda de hasta donde llega la mano ejecutora de Jerry Bruckheimer y donde están las aportaciones y la libertad que tiene el director de turno en sus películas. Por lo que sus productos siempre parecen sacados del mismo molde.
El aprendiz de brujo
El principio donde se nos muestra al mago Merlín parece que va a cámara rápida y enseguida se nos planta en su época actual, y eso que el ocultismo de la edad media daba para mucho juego. ¿Tanta prisa tienen? Luego hay varios actores muy mal aprovechados como Monica Bellucci que casi no aparece o el compañero de cuarto del protagonista, Omar Benson Millar, parece un intento de poner a un actor de color y punto. Nicolas Cage en su línea, siempre esta bien, pero parece que lo único que quiere es trabajar y pagar facturas, porque coge todos los proyectos que pasan por sus manos, debería saber escoger, parece que le gustó las súper-producción como “La búsqueda” una buena película pero desde ese momento no acaba de hacer buenos proyectos, aparte de “Kick Ass” claro. El joven Jay Baruchel parece encasillado, ya que siempre hace el mismo papel de simpático torpón, debería buscar nuevos registros y explotar mas su talento.

Lo único aprovechable son los efectos especiales, como el águila metálica o el toro de bronce y también los golpes de magia como el rayo de plasma, por tanto una película que daba para mucho se queda en nada, simples fuegos artificiales. Un par de gracias y muchas referencias a otras películas como “Toy Story”, “Star Wars”, “Indiana Jones” y “Fantasia”.

Después de los créditos salen unas imágenes que no desvelaremos, pero realmente no son suficientemente importantes para que la gente se espere. En definitiva le damos un 5/10.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.