Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Efectos secundarios’: un ‘thriller’ médico repleto de giros

Crítica de ‘Efectos secundarios’: un ‘thriller’ médico repleto de giros

Compartir
Cartel oficial de 'Efectos secundarios'
Cartel oficial de ‘Efectos secundarios’

El caso de Steven Soderbergh resulta curioso. Coquetea con la retirada, pero mantiene un elevado ritmo de trabajo y engorda una filmografía amplia y variada en lo temático. Sus trabajos, unos más logrados que otros, siempre atesoran detalles interesantes. El director vuelve a la senda del ‘thriller’ en ‘Efectos secundarios’, película desarrollada en el ámbito médico y farmacéutico que destaca por sus sorpresas y giros. A pesar de su frialdad, se trata de un estimable filme, de esos a los que el espectador debería acercarse virgen para poder disfrutarlo. Cuanto menos sepa antes de entrar al cine, mejor.

La trama, sin ‘spoilers’, es la siguiente: Emily (Rooney Mara) sufre altibajos y depresiones y le cuesta adaptarse a su nueva situación, marcada por el regreso a casa de su marido (Channing Tatum) una vez cumplida su condena en prisión. Tras un intento de suicidio, la joven acude a la consulta psiquiátrica del doctor Banks (Jude Law). Este le receta unos medicamentos que empezarán a afectarle de forma peligrosa.

Rooney Mara, en 'Efectos secundarios'
Rooney Mara, en ‘Efectos secundarios’

‘Efectos secundarios’ arranca con fuerza y envuelve al público en una atmósfera gris y triste que alude al estado anímico de Emily. Mediado el metraje, cuando se desata el conflicto originado por las pastillas, la película cambia de tercio y se convierte en una sucesión de llamativos giros argumentales. Por suerte, nunca llegan a lo rocambolesco y están bien integrados en el guión, firmado por Scott Z. Burns, uno de los colaboradores de Soderbergh.

La propuesta denota el estilo de su autor, al que se le puede reprochar su tono aséptico, una cierta frialdad del conjunto y su distanciamiento de los personajes y la historia. No obstante, la obra entretiene gracias a su red de sorpresas. Asimismo, ‘Efectos secundarios’ lanza una crítica hacia el sistema farmacéutico, guiado por intereses económicos en lugar de por la salud de los pacientes.

Rooney Mara interpreta de nuevo a una mujer torturada por problemas psicológicos, registro en el que se desenvuelve con soltura. Comparte protagonismo con un correcto Jude Law. Ambos están acompañados, en papeles secundarios, por el citado Channing Tatum y Catherine Zeta-Jones.

Del 1 al 10, de nota le ponemos un 7. Un notable.

Lo mejor: la primera parte del relato, con esa atmósfera gris.

Lo peor: una cierta desgana de Soderbergh.


Compartir
Enrique Abenia

Redactor jefe de Cinemascomics. Natural de Zaragoza y licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, atesora años de experiencia en la prensa escrita. Su cinefilia le ha llevado a especializarse en temas relacionados con ella: críticas, artículos, entrevistas a directores e intérpretes, cobertura de festivales (Sitges, San Sebastián y Málaga).

Colabora en ‘Heraldo de Aragón’ como crítico de cine y realiza entrevistas a profesionales del audiovisual aragonés en el diario digital ‘Ocio Urbano Zaragoza’. Miembro del equipo del podcast ‘Chiflados por el cine’, puedes encontrarle en Twitter o en su blog personal http://benditacinefilia.wordpress.com