Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Detroit’

Crítica de ‘Detroit’

314

‘Detroit’ es la nueva película de Kathryn Bigelow  llegará a nuestro país el próximo día 15 de septiembre

La historia basada en hechos reales, se desarrolla durante los disturbios raciales que acontecieron en  la ciudad de Detroit en 1967 y que acabó convirtiéndose en una de las revueltas más violentas de la época.

La realizadora Kathryn Bigelow (‘La noche más oscura’) dirige esta cinta echando mano de diferentes testimonios  de algunos de los implicados en los sucesos e información recogida por diferentes fuentes. Bigelow reconstruye uno de los acontecimientos más destacados  que tuvieron lugar alrededor de los disturbios que comenzaron en julio de 1967 y que acabaron con centenares de muertos.

La cinta comienza haciendo un retroceso en el tiempo para contarnos como muchos hombres y mujeres de color emigraron hacia los Estados Unidos y fueron ocupando los suburbios de la ciudad de Detroit. También nos muestra como comenzaron las revueltas raciales hasta situarnos en 1967 cuando tuvieron lugar los disturbios más fuertes.

Disturbios de Detroit

Todo este contexto sirve para situarnos en la historia principal, que se desarrolla en el Motel Algiers, donde la policía y la Guardia Nacional entraron para averiguar unos supuestos disparos que  iban dirigidos hacia ellos desde este motel. Pero lo que en un principio sería una redada “pacífica” se convertirá en todo lo contrario con violencia, intimidación y abuso de poder por parte de la autoridad.

La película transcurre a través de diferentes personajes presentes en el motel en ese preciso momento:

Un guardia de seguridad (John Boyega), el vocalista de un grupo musical (Algee Smith) un soldado (Anthony Mackie) salido del ejército, y dos chicas jóvenes que pasaban la noche en el hotel, interpretadas por Hannah Murray y Kaitlyn Dever.

La secuencia en la que se nos cuenta este suceso a pesar de resultar algo larga refleja ese momento de acongojo y angustia que sufren los personajes. Respecto a los personajes, no se profundiza demasiado, tan solo el vocalista del grupo y el guardia de seguridad interpretado por Boyega, a quien por cierto esperaba ver bastante más tiempo en la pantalla dado que en los posters parece el protagonista principal.

John Boyega - Detroit

Está claro que lo importante es la historia de los disturbios y como la autoridad hizo uso de su poder para abusar de una situación de superioridad sobre la gente de color en ese momento.  Sin embargo, Bigelow consigue situarnos al lado de esos policías que agreden brutalmente a los “sospechosos” de esos disparos. En ese momento el espectador siente esa impotencia y miedo de los personajes.

La cinta se podría dividir en tres partes: primero contando el origen de los disturbios, segundo el suceso en el motel y tercero el juicio contra los policías implicados en estos sucesos. Esta última parte se narra con más fluidez. Un total de dos horas y veinte minutos que en mi opinión podrían haber recortado un poco dado que a veces resultaba algo lenta.

Resumiendo, estamos ante una buena historia pero que en algunos momentos puede hacerse pesada debido a su larga duración.

Reseña Panorama
Crítica de 'Detroit'
Tania Martín Hernández
Periodista y Técnico Superior en Realización de audiovisuales.Apasionada del cine, me encanta Star Wars y los cómics de Marvel y DC. De vez en cuando le doy al vicio de los videojuegos."Pequeña friki en potencia", me suelen decir.