Inicio Cine Críticas de cine Crítica de “Argo”

Crítica de “Argo”

854

No sólo Argo se merece el Oscar que le han dado como mejor película, sino que hubiera sido un digno rival para Ang Lee (La vida de Pi), el cual fue vencedor

Ben Affleck director de ‘Argo’, es uno de esos tipos de Hollywood que está atravesado para muchos críticos y expertos en cine que le crucifican una y otra vez sin importarles qué trabajo hace o cómo lo desarrolla, para la mayoría repito. Yo voy a ser al contrario, el que le defienda, como si estuviéramos en un tribunal.

No sólo Argo se merece el Oscar que le han dado como mejor película, sino que hubiera sido un digno rival para Ang Lee (La vida de Pi), el cual fue vencedor. Nadie discute, o si lo hace no sabe de lo que habla bajo mi parecer, del talento que tiene Affleck para contar historias. Y eso que ni siquiera son sus historias, pero es otro tema. Lo demostró siendo más joven con el guion de “El indomable Will Hunting” junto a su amigo Matt Damon, los cuales ganaron el Oscar al mejor guión original en el año 97 y en el que seguro marcaba un antes y un después en la vida de Ben.

WALLPAPER ARGO

Ha ido saltando de proyectos en proyectos, como actor desde hace muchos años, pero no tanto desde que en 2007 escribiera el guión de “Adiós pequeña adiós” basada en una novela de Dennis Lehane (Mystic River) y el cual para Affleck supuso su ópera prima. La protagonizó su hemano Cassey y Michelle Monagan (Misión Imposible 3) y supuso el despegue de otras facetas de él. Unas que parecían olvidadas, las de escritor y director.

Tres años después de aquella cinta, superada ya la primera fase que es entrar en el mundo y que la gente reconozca el trabajo, volvió tras las cámaras para rodar su segundo trabajo “The town” basada también en un libro, esta vez de Chuck Hoggan llamado “El príncipe de los ladrones” donde Affleck eligió también actuar y así completar un circulo artístico que le inquietaba. Ser su propio director y su propio actor. Generó muy buenas críticas y la gente empezaba a pensar que quizá el éxito de su primera película no tenía que ver con la suerte sino con el buen pulso que demuestra en los proyectos que se involucra. Es decir, había ganado otros tres puntos pero la gente seguía pensando que todo esto sería mera coincidencia. Se palpaba el aire de ganas de fracaso en muchos medios especializados y todo debido a su carrera como actor, y a veces a sus parejas sentimentales que plagaban las revistas del corazón. También en cierta manera a los malos proyectos que escogió en el pasado. Pero este era otro Ben, uno que había aprendido y había evolucionado con sus historias y por ellas.

Argo
Imagen de Argo con Ben Affleck y Bryan Cranston

Y llegamos a ‘Argo’, basada también en otra novela escrita por el propio personaje que le encarna Tony Méndez y que es una dramatización de la participación del ex agente de la CIA Tony Méndez en el histórico rescate de seis diplomáticos de los Estados Unidos, durante los primeros meses de la Crisis de los rehenes en Irán. Para esta ocasión además contó con la participación como coproductor de su amigo George Clooney y de Grant Heslov.

‘Argo’ fue aclamada por la crítica. Así de claro y contundente y cosechó comentarios como “Tensa, emocionante y a menudo oscuramente cómica, ‘Argo’ recrea un acontecimiento histórico con una atención al detalle y vívidos personajes muy trabajados”. Pero además, en diferentes portales de cine, su puntuación fue de más del 90% lo que le daba una unanimidad en cuanto a calidad y entretenimiento. Este era su momento.

Un día después de la entrega del Óscar a la mejor película, hubo críticas por parte de los medios de comunicación y políticos de Irán, quienes consideran que se ha tergiversado la historia de la película con fines políticos y es anti iraní. Como anécdota diré para los que no lo sepan que Michelle Obama, primera dama de EE.UU., fue quien entregó la estatuilla durante la gala de los Oscars. ¿Política encubierta? Cada cual que juzgue.

Sobra decir que además cosecho varias nominaciones no sólo a los Oscars, sino también a los premios del “Sindicato de actores”, los “Globos de Oro”, los “Bafta” o los “Critics’ Choice Movie Awards” todos ellos premios respetados por actores, guionistas, directores y expertos en materia cinematográfica. Todos se ponían de acuerdo, y además teniendo en cuesta que costó cerca de los 50 millones para recaudar casi 220 en todo el mundo podemos hablar también que incluso nosotros, los espectadores, nos poníamos de acuerdo con los críticos y medios especializados.

¿Es entonces unánime el éxito? ¿Es real y demostrado?

‘Argo’ es magnífica, una puesta en escena brillante, dejando de un lado si es anti iraní o algo totalmente tergiversado, es una historia que funciona y da eco de lo sucedido en esa época. Y la dificultad que conllevaba tal acto de rescate por parte del propio Méndez. Esas seis personas, reales como comprobamos al finalizar la historia, vivieron todo un infierno hasta que Tony fue para salvarles. Una misión suicida pero totalmente humana, desde un prisma de realidad y convicción, de cooperación y humanidad. Affleck destila realismo en sus imágenes, conciencia, empatía e incluso nos arranca sonrisas de vez en cuando, en los momentos justos, precisos.

Ben se rodea además de un reparto espectacular en donde Alan Arkin, John Goodman, Tate Donovan o Bryan Cranston brillan y son vehículos de lucimiento para la propia película y donde queda demostrado el enorme talento que ronda la misma. En cada plano, en cada secuencia. Ellos aportan a la historia, se hacen parte de ella. No pululan como si no fuera con ellos la cosa.

Así que creo que debemos darle por fin, el lugar que se merece al señor Affleck. Que lo ha ganado a pulso con las historias en las que se ha involucrado y se ha arriesgado. Yo no sé qué será pero incluso ha ganado con todo esto como actor. Quizá me ha faltado como punta final que ganara el Oscar como director, pero es que señores. Ang Lee lo hizo muy muy bien con su ‘La Vida de Pi’ , así que no tengo ninguna duda de que ya le llegará el turno a este hombre, si sigue por esta senda.

Para todos aquellos que no la habéis visto, os la recomiendo. De verdad que os gustará. Y para todos aquellos que sí la hayáis visto estoy seguro que estaréis de acuerdo en muchas cosas que he dicho, y si no es así, como dirían en la propia película “Argoderse”.

Ahora todos sonreímos y en esto coincidimos…

Christian Arza
Mi nombre es Christian y nací hace 30 años en Barakaldo, Bizkaia. Recuerdo la primera película que vi en el cine, fue 'La historia Interminable', y costó llevarme a verla porque repetía una y otra vez, no me gusta. Que se le va a hacer, era un niño. Duró mi negación hasta que la gran pantalla se puso oscura y empezaron las imágenes del cielo con las nubes mezclado con la voz de Limahl que era el tema central de la misma. Ahí cambió todo. Cientos de películas después, mi pasión por el cine no ha hecho más que aumentar permitiéndome además descubrir grandes películas, actores, directores, actrices y guionistas. En el 2009 quise pasar de ver películas a poder escribir y dirigir lo que durante tanto tiempo mi imaginación me decía. Así nació la productora Moon Films, desde la que escribo historias y soy guionista de sueños y en la que queremos dar voz a todas las personas que quieran contar algo y que como yo hace años, no supieran donde ni cómo. También he podido cumplido otro sueño al colaborar en un blog de cine, este que leéis y que me permite contaros las principales noticias relacionadas con el cine, las series o los cómics. Así como informaros de los eventos en los que, desde la productora, participamos. Y mi viaje no acaba aquí, aún tengo muchas ganas de luchar por mis sueños, de seguir aprendiendo, errando, de probar cosas y sobretodo contarlas. Porque la imaginación no tiene límites, así que no voy a ser yo quien se los ponga.Podéis leerme también en http://www.moonfilms.es