Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Ant-Man’: Piensa en pequeño, triunfa a lo grande

Crítica de ‘Ant-Man’: Piensa en pequeño, triunfa a lo grande

Compartir

Se estrena en las carteleras españolas el próximo viernes 24 de julio la nueva película de Marvel Studios, el paso siguiente después de que nuestros superhéroes favoritos volvieran a salvar el mundo en ‘Vengadores: La Era de Ultrón’.

Así pues, ‘Ant-Man’ funciona no sólo como una pieza más del enorme puzzle que forma el universo cinematográfico compartido de Marvel, sino que el broche final a la Fase 2 funciona a la perfección en su estado intermedio entre pieza independiente y herramienta clave para el devenir de la Fase 3 de Marvel (geniales y claves para el futuro de las películas de La Casa de las Ideas las dos escenas de los créditos).

En esta ocasión, el reparto es totalmente nuevo (a excepción de ciertos cameos que no desvelaré para evitar spoilers y fastidiar la sorpresa al espectador), y cuenta con Paul Rudd (Juerga hasta el fin), Michael Douglas (Plan en Las Vegas), Evangeline Lilly (El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos), Corey Stoll (The Strain), Michael Peña (Corazones de Acero) y Bobby Cannavale (Chef). En la dirección, Peyton Reed, responsable de varios capítulos de serie New Girl y de la comedia Dí que sí, protagonizada por Jim Carrey.

En cuanto al argumento, tras los hechos ocurridos en Vengadores: La Era de Ultrón, un arrepentido ladrón, Scott Lang (Rudd), será acogido como su pupilo por Hank Pym (Douglas), al que entregará su traje de Ant-Man, con el que puede encogerse y agrandarse a voluntad y hablar con las hormigas. En el equipo también estará la hija de Pym, Hope (Lilly), donde deberán unir fuerzas y solventar problemas del pasado para detener a Darren Cross (Corey Stoll), un brillante pero ególatra científico que está obsesionado con replicar el traje de Ant-Man, aunque sea a cualquier precio.

De esta forma, arranca el sorprendente desenlace de la Fase 2 de Marvel, que consigue en su conjunto superar el excelente nivel ofrecido en la primera fase, y que cierra el año 2015 de manera inmejorable para afrontar un 2016 que se espera apoteósico con Capitán América: Civil War y Doctor Extraño. Así, Ant-Man es posiblemente la mejor película de Marvel de 2015, y se sitúa entre las cinco mejores realizadas por el estudio hasta ahora.

ant-man

Todo esto es debido a que, a diferencia de Whedon con los Vengadores, se aleja de la heroicidad y la épica y se centra en los personajes, en contar una historia y en ser simple y fiel a sus valores. De esta forma, Ant-Man funciona igual de bien que Guardianes de la Galaxia, ofreciendo un producto fresco, muy divertido y con el que disfrutará toda la familia. Por ello, Peyton Reed nos regala una cinta con la que el espectador saldrá con la misma sonrisa con la que abandonó la proyección después de ver la película de James Gunn.

¿Qué quiere decir esto? Pues que la cinta es sincera consigo misma, y no duda en abordar el humor una y otra vez, ya sea en los diálogos entre personajes como las interacciones del nuevo superhéroe cuando es pequeño y grande, mostrando que lo que parece espectacular desde una perspectiva no lo es tanto desde otra.

Junto a esto, tenemos un trabajo global verdaderamente notable, empezando por un director que nos regala su mejor y más completo trabajo de su carrera, entregando una cinta de la que se esperaba muy poco después de la ruidosa salida de Edgar Wright del proyecto. Lo malo, que el montaje final nos deja sin ver el papel que nos tenía preparado Jordi Mollà en su desembargo en el universo cinematográfico de Marvel, una pena después de ver sus fantásticas labores como villano en películas como Riddick y Dos Policías Rebeldes II.

En cuanto al reparto, todos convencen y tienen sus momentos de lucimiento, destacando el trabajo de Rudd como héroe de acción, dado que el actor siempre se ha sentido más cómodo en el tranquilo género de la comedia. Pero si hay una interpretación que destaca sobre el resto es la de Michael Peña, con un personaje estúpido pero entrañable del que sería una lástima no volver a verlo en el futuro.

Por todo ello, Ant-Man es la nueva reinvindicación de Marvel de que puede tocar con acierto casi todos los géneros cinematográficos (en este caso, el de robos), saltearlos con un humor blanco muy colorido, unos efectos especiales de última generación y una historia básica pero enriquecedora para su cada vez más abultado universo lleno de posibilidades y superhéroes.

En resumen, Ant-Man funciona a la perfección, convirtiéndose en el nuevo título imprescindible de Marvel.

Síguenos en Twitter: @cinemascomics y @EduQuintana16


Compartir
Edu16k

“Eduardo Quintana: Licenciado en Derecho que demasiado tarde descubrió que se había equivocado de carrera, se dedica a devorar todo tipo de cine, desde el de culto al tan pésimo que consigue dar la vuelta (como la reciente “Sharknado”).

No concibe un día sin haber visto al menos una película o capítulo de una serie de TV, junto a una cachimba. Adora los videojuegos y los cómics, y cualquier libro que caiga en sus manos será irremediablemente leído.

Fan de los blockbusters, “Juego de tronos”, “Friends”, “The Big Bang Theory”, “Los Simpson”, etc.

También colabora como redactor y Twitter Manager en Cineralia y, cuando le dejan, en De fan a fan.”