Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Almost Human (Casi humanos)’

Crítica de ‘Almost Human (Casi humanos)’

Compartir

Dirigida por el joven realizador Joe Begos, ‘Casi humanos’ se enmarca dentro de la serie B.

Casi Humanos a pesar de ser un título modesto, sus apenas 80 minutos son pura diversión para los amantes del género, que disfrutarán de lo lindo buscando y encontrando referencias y homenajes a otros títulos claves de la acción, el terror y la ciencia ficción.

Casi Humanos se desarrolla en Maine (el estado del escritor Stephen King). Mark ha sido abducido en presencia de su novia y de su mejor amigo. Es dado por desaparecido hasta que dos años después vuelve a su pueblo, aunque no es el mismo que entonces. Los dos testigos de lo sucedido empiezan a recordar y, a su vez, a temer las consecuencias de la vuelta de Mark.

Almost Human Casi Humanos

Se nota que Begos ha tenido una juventud en la que ha disfrutado mucho del cine de género y que en su ópera prima ha puesto todo en el asador para contentar al aficionado, no solo de la serie B sino de múltiples géneros que logra meter dentro de la película sin que se quede en un simple batiburrillo sin sentido. Y es que podemos encontrar muchas referencias, las más claras aluden a ‘La invasión de los Ultracuerpos’ con las vainas, los gritos de los extraterrestres clonados… pero también hallamos guiños a ‘Terminator’, ‘La matanza de Texas’, el cine de Carpenter… y otros que os animo a descubrir. Todo ello, y como ya he dicho, mezclado con inteligencia, dotándolo de sentido, y entreteniendo desde el primer minuto al espectador ávido de este tipo de obras.

Si hay que poner algún pero a la cinta este corresponde al apartado actoral. Un mal casi generalizado en las películas de serie B ya sea por el presupuesto o por los pocos medios con los que suelen contar (de lo contrario no serían serie B), por lo que no es algo que llegue a molestar ni a perjudicar gravemente. Todo ello gracias a que Begos, a pesar de ciertas imperfecciones, ha sabido dotar al conjunto de cierta personalidad mientras suscita interés por la trama.

Los actores son completos desconocidos, pero merece la pena nombrarlos, sobre todo a Josh Ethier, el malo de la función que interpreta a Mark el abducido, y no porque su trabajo destaque sobre los demás, sino porque sabemos su implicación con el proyecto, estando incluso detrás de la producción. El resto de intérpretes son Graham Skipper, Vanessa Leigh, Susan T. Travers y Anthony Amaral III.

En definitiva, una película que no es perfecta, pero que resulta muy entretenida y que pasa como un suspiro, sobre todo para los amante de la serie B. Gracias a su cartel, y si los videoclubs aún sobrevivieran, sería uno de esos títulos llamados a ser de culto y a ser alquilados una y otra vez, pues la imagen de la portada es un fiel reflejo de lo que podemos encontrar en la cinta.