Crítica de After. En mil pedazos: provocación visual - Cinemascomics.com Crítica de After. En mil pedazos: provocación visual - Cinemascomics.com
Cine Cine de culto

Crítica de After. En mil pedazos: provocación visual

After. En mil pedazos, se estrena mañana en la cartelera, dirigida por Roger Kumble y protagonizada por Hero-Fiennes Tiffin, Dylan Spouse y Josephine Langford.

Ha pasado el tiempo, y Hardin  todavía no se sabe si es realmente el chico profundo y reflexivo del que Tessa se enamoró, o ha sido un extraño todo este tiempo. Ella quiere alejarse, pero no es tan fácil. Tessa se ha centrado en sus estudios y comienza a trabajar como becaria en Vance Publishing. Allí conoce a Trevor, un nuevo y atractivo compañero de trabajo que es exactamente el tipo de persona con la que debería estar. Pero Hardin sabe que cometió un error, posiblemente el más grande de su vida y quiere corregir sus errores y vencer a sus demonios.

After fue una película taquillera, pero nefasta,

aunque con un final un tanto emotivo que buscaba la lágrima y la secuela y aquí está. Tenemos un desarrolo de Tessa, interpretada por Langford, que está más suelta y con una capacidad de actuación superior a la primera entrega. Así como refuerza la complicidad con Hero-Fiennes. La química aumenta porque también aumentan las escenas sexuales. De hecho, la película va a escena sexual por encuentro y realmente están bien filmadas y bien desarrolladas, que pretende llegar perfectamente al público mayoritario y la verdad es que lo consigue. Todo ello con música de fondo que hace que el film sea entretenido y disfrutable.

After. En mil pedazos carece de argumento más allá del sexo, amor y celos entre los protagonistas.

Tenemos una película vacía, carente de argumento o hilo conductor, sin nada más que ofrecer que tres cuerpos y caras bonitas. No hay justificaciones a lo que vemos en pantalla, simplemente ocurren porque patata. Lo cual nos lleva a ver una película que se cae por momentos, blanda e inconsistente. Hay mucho sexo y romance que no lleva a ninguna parte, es una película guiada por el erotismo, pero nada más. Busca llegar a un público joven y calenturiento que no quiere comerse la cabeza cuando ve una película. Cumple el objetivo.

After fue una cinta polémica,

debido a la toxicidad de Hardin, el personaje de Hero-Fiennes, aquí buscan relajar el tono del personaje, pero es en vano, ya que el personaje, en el fondo es el mismo. En definitiva, es una película para pasar el rato, simple y sin argumento, pero cumple su propósito de buscar el erotismo y que supera a la primera entrega.

¿Qué te parece After. En mil pedazos? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.