Inicio Cine Crítica de ‘300: El origen de un imperio’

Crítica de ‘300: El origen de un imperio’

1840
300ROAE_Mondo
Poster de 300: El origen de un Imperio cortesía de Warner Bros

Ayer pudimos tener la oportunidad de asistir gracias a los cines Aragonia de Zaragoza, a uno de los preestrenos que tuvieron lugar en España de ‘300: El origen de un imperio’; el aforo estaba limitado para tan solo 300 personas y tan solo los más rápidos en adquirir su entrada pudieron disfrutar del pase en el que pudimos ver antes de la proyección de la película una pieza especial dedicada para los fans con comentarios del equipo y sus protagonistas, así como escenas del rodaje, y hacernos con un poster muy chulo de la película.

La proyección fue en 3D, los que me conocéis ya sabéis que opino de este tipo de proyecciones, creo que las gafas te quitan la oportunidad de disfrutar de los verdaderos colores del film al sentir que llevas unas gafas de sol mientras disfrutas del visionado, no obstante debo decir a favor de ‘300: El origen de un imperio’ que la experiencia en 3D no me resulto tan negativa como en otras películas estrenadas en este formato, sino todo lo contrario, ya que los efectos de sangre en 3D, las partículas y el tipo de planos ganan muchos enteros estando perfectamente integrados y no limitándose a tirar cosas delante de la cámara, un recurso demasiado utilizado en cintas con la etiqueta 3D.

‘300: El origen de un imperio’ está basada en la última novela gráfica del dibujante y guionista Frank Miller (Sin City, El regreso del caballero oscuro), Xerxes, y narrada con el mismo estilo visual de su predecesora “300”, esta nueva entrega de la saga épica lleva la acción al campo de batalla (esta vez, en el mar) y nos narra de una forma muy libre la historia que enfrentaron a los griegos con los persas, contando lo acontecimientos ocurridos antes, durante y después de ‘300’, mostrando la muerte del rey Dario de Persia a manos de Temístocles (Sullivan Stapleton “Gangster Squad: Brigada de Élite”) y como la sed de venganza de su hijo Xerxes (Rodrigo Santoro) le lleva a convertirse en el autoproclamado dios rey desencadenando su furia con el pueblo griego con la ayuda de su leal comandante Artemisia (Eva Green). La película está dirigida por Noam Murro a partir de un guión de Zack Snyder y Kurt Johnstad.

Artemisia luchando con Temístocles en 300: El origen de un imperio
Artemisia luchando con Temístocles en 300: El origen de un imperio

Si la primera película de Snyder nos mostraba a los 300 valientes Espartanos enfrentándose al ejército persa en las Termopilas, esta entrega lo hace en el mar, mostrando unas increíbles batallas navales que ya quisiera para si la franquicia de “Piratas del Caribe”. La cinta quizás no sea tan épica como su antecesora pero lo suple con creces en las escenas de batalla, y los fans de ‘300’ disfrutaran sin duda de fantásticos enfrentamientos de espada con mucha, mucha, sangre. En cuanto al aspecto visual del film mantiene el estilo de ‘300’ pero se echan de menos más planos comiqueros y esa textura de tinta aguada de las viñetas de la novela gráfica.

En cuanto a las interpretaciones, están todos increíbles desde Stapleton, pasando por Santoro, a la reina Gorgo interpretada de nuevo por Lena Headey (Juego de Tronos), pero si hay que destacar una interpretación entre todas ellas, sin duda el trabajo realizado por Eva Green como la malvada Artemisia es excepcional, atentos a la escena hot entre Temístocles y Artemisia, no tiene precio. Se nota que la actriz disfruto con el papel y se sentía como pez en el agua.

En definitiva una película entretenida de principio a fin, con un final abierto que te dejará con ganas de dos horas más de película y puro espectáculo. Del 1 al 10 le doy un 8.

Os dejamos con el featurette que pudimos ver anoche.


Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.