Inicio Cine Críticas de cine

Crítica Anna: Un Luc Besson en horas bajas

Se estrena el viernes 30 de agosto de 2019, en las carteleras de toda España, el largometraje Anna, el nuevo thriller de acción de Luc Besson. Y, a continuación, puedes leer nuestra crítica, sin spoilers

El cineasta francés Luc Besson, responsable de El Quinto Elemento, vuelve a su género favorito: el thriller de acción, como ya hiciera en Nikita, Leon el Profesional y, más recientemente, con Lucy, en la que contó con Scarlett Johansson de protagonista. En esta ocasión, es la actriz Sasha Luss (Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas) la encargada de liderar un reparto en el que brillan también rostros conocidos de Hollywood, como la ganadora del Premio de la Academia, Helen Mirren (Espías Desde el Cielo), Cillian Murphy (Peaky Blinders) y Luke Evans (La Bella y la Bestia), entre otros.

La historia gira en torno a Anna Poliatova, una atractiva joven rusa que será utilizada por la KGB para eliminar los diferentes enemigos de la Unión Soviética en Europa, durante los últimos estertores de la Guerra Fría. Pero cuando su tapadera como modelo corra peligro, no sabrá en quién puede confiar.

Noticia relacionada
Crítica de Ad Astra: lo bello y aburrido del espacio
Crítica de Anna de Luc Besson
Sasha Luss stars as ‘Anna’ in ANNA.

Muchos directores, tras una crisis de identidad o varios tropiezos en taquilla, deciden volver a sus orígenes, donde se sienten seguros y pueden repetir las fórmulas que tanto éxitos les generaron en el pasado. Un ejemplo de ello es Luc Besson, donde el meritorio director y guionista francés suele repetir la fórmula de thriller de acción y comedia en los proyectos que dirige o que tan solo se encarga del guión. Pero, cuando encadena varios tropiezos seguidos, siempre vuelve a su origen, es decir, a replicar el éxito de Nikita. Ya lo intentó hace cinco años con Lucy y el experimento salió mal. En esta ocasión, ha suprimido los elementos del género de ciencia ficción y de superhéroes que tanto embarraron la trama de la película protagonizada por Scarlett Johansson, para simplificar la trama y contar una historia más plausible.

Sin embargo, el cineasta galo se ha excedido al simplificar su nueva cinta, puesto que la historia que nos cuenta ahora no aporta nada nuevo ni interesante, más allá del hecho de que Sasha Luss está fabulosa y que solo por ella ya merece la pena ver la película, aunque por momentos se ponga en duda el sacrificio. Esto es debido a que historias de agentes secretos y espías hay muchas, de femmes fatales también, y de que incluyan ambas ya hay varias en la propia filmografía del director. Así pues, Anna no cuenta nada relevante, no destaca ningún episodio oscuro del final de la Guerra Fría ni muestra caras diferentes de personajes históricos, donde todo lo que expone es inventado y ni siquiera es refrescante.

Noticia relacionada
Crítica de A dos metros de ti: amor comercial
Fotograma de Anna de Luc Besson 1
Olga (Helen Mirren), Vassiliev (Eric Gordon), Anna (Sasha Luss), and Alex (Luke Evans) in ANNA.

De esta ensalada de tiros solo destacan Sasha Luss y Helen Mirren, puesto que tanto Luke Evans como Cillian Murphy parecen demasiado embelesados en la actriz protagonista como para aportar algo más que no sea decir sus diálogos. Pero en lo que más tropieza la cinta no es en su simple y manida trama y desarrollo, sino en los caóticos y absurdos saltos temporales que avanzan y retroceden sin sentido ni control, solo para repetir escenas o revelar detalles que solo por el simple desarrollo de las secuencias se ven venir de lejos. La repetición incesante de secuencias y los flashbacks para rellenar huecos, que el propio Luc Besson deja ahí a propósito, acaban por desconectar al espectador, que seguramente hubiera preferido un resumen rápido al final y no una aclaración después de cada previsible giro de guión.

Noticia relacionada
Primeras críticas de Rambo V: Avalancha de violencia impresionante

Así las cosas, Anna termina siendo una cinta previsible, aburrida por momentos y que solo será recordada por convertirse en la primera película protagonizada por Sasha Luss, que podría convertirse en una estrella del cine de acción, si no se deja seducir por proyectos de dinero fácil y calidad cuestionable. La diversión habitual que generan los guiones del cineasta galo brilla por su ausencia en esta ocasión, donde dos chistes que funcionen, una absurda persecución en coche y muchas coreografías de tiros no sirven para ofrecer un producto que esté a la altura de los mejores trabajos del director francés.

Lo mejor: Sasha Luss.

Lo peor: Muchos personajes absurdos, una trama previsible y demasiados saltos temporales innecesarios y caóticos, dan como resultado una película aburrida y predecible.

Reseña Panorama
Crítica Anna: Un Luc Besson en horas bajas
Artículo anteriorLa serie OBI-WAN KENOBI protagonizada por Ewan McGregor llega a Disney +
Artículo siguienteAnthony Mackie confirma que no será el nuevo Capitán América
Edu16k
"Eduardo Quintana: Abogado que demasiado tarde descubrió que se había equivocado de carrera, se dedica a devorar todo tipo de cine, desde el de culto al tan pésimo que consigue dar la vuelta (como la reciente "Sharknado").No concibe un día sin haber visto al menos una película o capítulo de una serie de TV, junto a una cachimba. Adora los videojuegos y los cómics, y cualquier libro que caiga en sus manos será irremediablemente leído.Fan de los blockbusters, "Juego de tronos", "Friends", "The Big Bang Theory", "Los Simpson", etc.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of