Inicio Cine Críticas de cine Crítica a Sex Education: Netflix está que se sale.

Crítica a Sex Education: Netflix está que se sale.

Hace unos días Netflix estrenaba su nueva serie original: Sex Education. En ella, Otis, encarnado por Asa Butterfield, (el niño del pijama de rayas), un chico incapaz de masturbarse tiene respuesta para cualquier duda sobre sexo gracias a que su madre es sexóloga y una compañera lo anima a abrir una “clínica” en el instituto.

La premisa está muy bien,

original aunque muy inverosímil, me cuesta creerme la historia. Pero, sorprendentemente, acaba enganchando de una manera genial.

En gran medida es gracias a los personajes de Otis y Maeve, los protagonistas que, según avanza la trama avanzan ellos también.

La trama tiene ese punto ácido que solo el sexo consigue dar;

pero el sexo es usado de manera inteligente y no obscena. Cada episodio nos muestra un caso diferente y una solución por parte de Otis que mientras intenta solucionar sus propios problemas.

Me echan para atrás muchos personajes sobreactuados como Adam y Eric. Y la serie está llena de situaciones vergonzosas que haces que apartes la vista de la pantalla por vergüenza ajena. Eso es muy mejorable; la sobreactuación y las situaciones forzosamente tontas. Es lo peor de la serie junto con el final.

Leer
Crítica de Timadoras compulsivas: nadie pidió este remake

Un punto maravilloso es el ritmo, no te aburres nunca.

Los cincuenta minutos se te hacen cortos y quieres más y más. Es concisa y sin paja de por medio (no voy a hacer el chiste fácil).

Y técnicamente quiero destacar la mano de los directores, Kate Herron y Ben Taylor. Que han sabido cómo convertir una gran idea en una gran serie. (Cada uno ha dirigido cuatro capítulos).

Y otro aspecto brillante es la fotografía

con planos asombrosos y planos detalle de maestro.

Habrá segunda temporada, así que espero que mejoren los puntos débiles. Cuando lo hagan será una serie de cinco estrellas.

¿Has visto Sex Education? Danos tu opinión en los comentarios o nuestras redes sociales.