Crítica a Sex Education 2: La ingeniosa y didáctica serie de Netflix Crítica a Sex Education 2: La ingeniosa y didáctica serie de Netflix
Noticias

Crítica a Sex Education 2: La ingeniosa y didáctica serie de Netflix

Sex Education

El pasado viernes, Netflix estrenó la segunda temporada de Sex Education que mejora la calidad de la que partía con su temporada inicial. Y es que nadie imaginó que podría tener el éxito que finalmente ha conseguido. La primera temporada nos conquistó por su naturalidad al hablar abiertamente sobre temas tabúes en la sociedad, manteniendo en la segunda todo lo especial. Los miedos y los deseos de los protagonistas que sufren son un reflejo de la sociedad actual marcada por la ignorancia y la falta de libertad de expresión.

Sex Education

El placer sexual, la masturbación femenina, el acoso sexual, los conflictos de identidad, etc, son los diferentes temas que aborda esta temporada de Sex Education. El equipo de guionistas ha sabido aprovechar a todos los secundarios llenándolos de matices y narrativas haciéndoles brillar. Juntos hacen un viaje de autodescubrimiento en el que no sólo están embarcados los jóvenes sino también los adultos. Ya que Sex Education siempre encontrará a alguien que quiera aprender.

Muchas series suelen caer considerablemente con su segunda temporada, pero alterando las dinámicas iniciales y potenciando sus puntos fuertes, Sex Education ha salido indemne. Lo interesante es el sentido de humor que recorre estos ocho capítulos sin dejar de lado temas importantes y delicados. Como por ejemplo con la gran trama de Aimee, demostrando tener empatía y sensibilidad al mismo tiempo que humor, haciéndolo de lo mejor posible. Dota a la sexualidad de un componente cómico pero sabe cuándo es necesario ponerse un poco más serio.

Sex Education

Mención especial a la creadora de Sex Education (Laurie Nunn) por saber sacar a los personajes de su zona de confort para sorprendernos con tramas rompiendo los estereotipos de muchos de ellos. También, hay que recalcar la gran banda sonora que encaja a la perfección con los temas tratados, aumentando la capacidad de enfatizar con los protagonistas. Junto con la gran y colorida puesta en escena mezclada con un vestuario muy acorde a cada uno de ellos. No obstante, la duración es demasiado larga llegando a cansar en muchos momentos.

Sex Education aborda temas con naturalidad dejando de lado la vergüenza y enfrentándose a la realidad como se debería de haber tratado. Las repercusiones psicológicas de una agresión, la autoestima, las relaciones afectivas, etc son diferentes consejos que seguramente los espectadores no conozcan. Sex Education ha regresado de manera divertida, tierna y con las cosas muy claras.

Y tú, ¿ya la has visto? Cuéntanos tu opinión.