Crítica a Overlord: gamberrada espectacular - Cinemascomics.com Crítica a Overlord: gamberrada espectacular - Cinemascomics.com
Críticas de cine

Crítica a Overlord: gamberrada espectacular

Overlord llegó a Netflix hace unos días, dirigida por Julius Avery y protagonizada por Jovan Adepo, Wyatt Russell y Mathilde Ollivier, entre otros.

Justo antes del Día D, un grupo de paracaidistas estadounidenses cae tras las líneas enemigas para realizar una misión crucial en un pequeño pueblo francés. Pero, a medida que se acercan a su objetivo, empiezan a darse cuenta de que algo más que una simple operación militar está sucediendo en esa aldea ocupada por los nazis.

Overlord junta nazis y zombies,

una mezcla genial, es un híbrido entre el cine bélico y gore que seguro que no dejará indiferente, bombas, disparos y sangre, mucha sangre. Una amalgama de conceptos que funciona a la perfección en esta cinta producida por J.J.Abrams. Overlord está filmada de una manera brillante, que recuerda a las películas bélicas de antes. Aunque como película de terror tiene más tirón; de hecho es fantástico como comulgan todas las ideas. Tiene un ritmo vertiginoso que no deja respirar y también ayuda el hecho de que no escatimen en usar el gore y terror corporal. El ritmo decae un poco en un cuarto de la primera hora, pero el resto es directo y sin vacilar.

Overlord hace un retrato impecable de lo angustiosa e infernal que supone la guerra,

ferocidad, trincheras en todas partes o pilas de cadáveres por doquier. Es una película que busca la diversión del espectador, vibrante y exagerada. Desde el inicio sabemos que no puedes tomártela en serio. Si vas con esa mentalidad, la disfrutarás. Como ya he dicho, gustará a los fans del cine bélico, de terror y del gore absoluto. La fotografía capta la atmósfera de los paisajes de guerra, turbios, sucios y sangrientos. Todo un punto a favor.

Los efectos están logrados,

no desentonan y conjugan con la estética sucia del metraje de Avery. Otro aspecto positivo sería la banda sonora que acompaña durante toda la cinta y la hace más amena y épica. En sí mismo la cinta es un cliché de todos los géneros que engloba y eso puede ver frustrada la originalidad de la misma. Pero aún así, Overlord es una película para disfrutar y pasar un rato entretenido. Es una combinación tan genial como la carne con patatas, aunque esta combinación peca un poco de exceso de sal y pimienta.

¿Qué te parece Overlord? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.