Noticias / Cine / Críticas de cine / Crítica a Maigret. Su mejor arma es saber escuchar
Críticas de cine

Crítica a Maigret. Su mejor arma es saber escuchar

París, 1953. Se descubre el cuerpo de una bella joven en la plaza Ventimille, vestida con un elegante traje de noche. No hay nada que la identifique, ni testigos. El inspector Jules Maigret (Depardieu), pensativo y cansado del mundo, se esfuerza por reconstruir su historia y, al hacerlo, descubre detalles sobre su pasado y su carácter. En sus investigaciones, se encuentra con Betty (Jade Labeste), una mujer que tiene un extraño parecido con la víctima, pero que también le recuerda a una aún más cercana a su propia vida…

CRITICA

Patrice Leconte dirige la adaptación de la novela Maigret et la jeune morte de Georges Simenon, ambientada en Paris de la posguerra, en la que la sociedad está muy polarizada entre ricos, y pobres que buscan una vida mejor. A esta gran ciudad llegan chicas jóvenes desde los alrededores en busca de oportunidades, aunque  hay gente sin escrúpulos que intentan aprovecharse de su situación.

Depardieu está muy desmejorado físicamente. Le pesan demasiado los años y los kilos, sin embargo  interpreta al inspector Maigret, de un modo magistral. Con su lentitud de movimientos y su paciencia, despliega su mejor arma, que es saber escuchar a la gente. A medida que descubre nuevas pistas, se involucra cada vez más en la resolución del caso, pero también en comprender y en conocer la psicología de la víctima, y sus motivaciones. A veces parece que se mueve por una delgada línea entre lo correcto y lo incorrecto, y es difícil saber si actúa con nobleza o depravación.

La ambientación en los años 50, es lo mejor de la película, con el contraste entre el parís lujoso,  y las callejuelas de los suburbios, donde el tiempo parece que transcurre más lento. Transcurre casi todo en espacios cerrados, con pocas escenas en exteriores, donde  como mucho se pueden ver dos o tres coches distintos de la época.

Los dos primeros tercios de la película enganchan por su ambientación, sus diálogos y la intriga de la trama, en la que se va descubriendo poco  a poco la personalidad de la víctima, pero en el último tramo se convierte en una historia muy simple y evidente, y con falta de mas personajes que puedan crear incertidumbre sobre quién es el culpable del crimen. Aun así es una buena película en la que podemos ver al mejor  Depardieu como actor.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Crítica de Spider-Man: No way Home

David Larrad

Primeras críticas de Blonde de Ana de Armas

David Larrad

Primeras críticas a The Fabelmans: ¡Steven Spielberg tiene otra obra maestra!

David Larrad