Crítica a La vieja guardia: película de acción sin acción
Críticas de cine

Crítica a La vieja guardia: película de acción sin acción

La vieja guardia se ha estrenado en Netflix, dirigida por Gina-Prince Bythewood y protagonizada por Charlize Theron, Kiki Layne y Chiwetel Ejiofor.

En La vieja guardia, un grupo de mercenarios inmortales liderado por una guerrera llamada Andy ha luchado para proteger el mundo durante siglos. Pero cuando el equipo es reclutado para ejecutar una misión de emergencia y sus extraordinarias habilidades salen a la luz, Andy y Nile, la soldado más joven en unirse al grupo, tendrán que ayudar a sus compañeros a eliminar la amenaza de aquellos que buscan replicar y beneficiarse de sus poderes a toda costa.

Esta es una película es un blockbuster de los que genera Netflix con el objetivo de las visitas,

han sabido venderla como una buena película de acción, pero de acción tiene bien poco y de buena…tampoco. Puedo empezar por la directora, cuyo trabajo no se nota, quedando relegado a algo meramente anecdótico dentro de la cinta. Nos presenta una película de acción que realmente no tiene acción salvo en el momento del clímax y poco más, en el resto de la película la acción brilla por su ausencia. De hecho, el final se basa en unos diálogos que buscan ser profundos y quedan en banales, llenos de palabras sin sentido y vacías de significado real. Lo único que podría salvarse del despropósito que supone esta película sería el uso de la violencia en el apartado técnico. Pero solo quedan en eso. Lo único que se podría salvar.

Crítica a La vieja guardia: película de acción sin acción

El guion de La vieja guardia es más predecible que una comedia de Mediaset,

no tiene sustancia. Quiere tener momentos dramáticos que rozan lo obvio y bochornoso. De hecho, hay momentos de la trama que piden a gritos algún gag o elemento cómico que le dé otro enfoque, eso habría estado mejor que tanto momento melodramático sin venir a cuento. Todo eso logra que la estructura de la película quede coja y desproporcionada. El elenco está bien, pero no la mismísima Charlize Theron puede salvar semejante desastre. Los personajes evolucionan poco o nada, de hecho, algunos de ellos están toda la película con la misma expresión.

Crítica a La vieja guardia: película de acción sin acción

La vieja guardia cuenta con un soundtrack un poco peculiar,

canciones que aparecen de golpe, metidas con calzador, no sé muy bien el propósito, pero desde luego que no lo consigue. Hay a veces que una banda sonora lo arregla todo. Aquí, por lo visto, no se les ha ocurrido. Estamos ante otra cinta decepcionante de Netflix, y ya van unas pocas

¿Qué te ha parecido La vieja guardia? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.