Noticias / Cine / Críticas de cine / Crítica a La protegida. ¡Si John Wick fuera mujer!
Críticas de cine

Crítica a La protegida. ¡Si John Wick fuera mujer!

Tras haber haber sufrido incontables retrasos debido a la pandemia, La protegida de Martin Campbell (Casino Royale) llega a los cines españoles

La protegida fue una de las últimas película rodadas en Reino Unido antes que se decretase el confinamiento debido al Covid-19 en marzo de 2020. El equipo de producción apuró al máximo antes de detener el rodaje y, al retomar la actividad, el rodaje se completó en los Nu Boyana Studios de Sofía (Bulgaria).

La película está dirigida por Martin Campbell director responsable de Casino Royale, la mejor película de la historia de James Bond (según una encuesta realizada entre nuestros lectores), y también de una de las peores película de DC, Linterna verde, el guion está firmado por Richard Wenk (The Equalizer, The Mechanic) firma el guion.

Maggie Q en la película vuelve a meterse en la piel de una asesina tras haber protagonizado Nikita, una serie basada en la película de 1990 dirigida por Luc Besson y a su vez en la serie La femme Nikita de 1997. La acompañan en el reparto Michael Keaton (Batman), Samuel L. Jackson (Los Vengadores) y Robert Patrick (Terminator 2).

Sinopsis:

En esta fantástica cinta de acción, Anna (Maggie Q), fue rescatada y entrenada en el negocio familiar, cuando no era más que una niña, por Moody (Samuel L. Jackson), un legendario asesino, su mentor y figura paterna. 30 años después, Anna se ha convertido en una de las asesinas a sueldo más hábiles del planeta y son expertos en encontrar a personas que sabe ocultar muy bien su rastro.

Mientras Anna espera la siguiente misión, ella regenta una librería de libros antiguos en Londres y Moody disfruta, en su casa de campo, de sus pasatiempos.

Sin embargo la tranquilidad dura poco, Moody le encarga a Anna que encuentre a un individuo llamado Lucas Hayes.

Poco después, Anna recibe la visita de Rembrandt (Michael Keaton), un hombre misterioso y muy interesado en ella que desencadena sin saberlo todo lo que sucederá después. La casa del hacker con el que Anna trabaja habitualmente es saqueada y él es asesinado. Anna encuentra el cadáver de Moody en su casa de campo. Ella misma es atacada por dos asesinos en la librería. Conectando los puntos, todo conduce a Lucas Hayes. Decidida a desenredar el complot y vengar el asesinato de su mentor, Anna tendrá que regresar a lugar de donde proviene para hacerlo.

Crítica:

La película cuenta con un reparto enorme, si la presencia de Samuel L. Jackson es sinónimo de que no te vas a aburrir, ya contar con Michael Keaton es un lujo enorme, y si además le sumas a la mezcla Maggie Q. interpretando un personaje de acción al más puro estilo Nikita, ya no se puede pedir más.

De hecho la película bebe precisamente de películas como Nikita (1990), La asesina (1993) o Colombiana (2011), quizás con esta última mantiene más semejanzas, ya que el personaje principal es una niña que pierde a su familia y decide convertirse en asesina a su sueldo, siendo criada y entrenada por su tío. Y aquí tiene mucho que ver el guionista Richard Wenk, un experto en películas de acción como The Equalizer 1 y 2, The Mechanic, Los Mercenarios 2, o Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás, (ahora esta escribiendo el guion de Kraven el Cazador para Sony), que se ha inspirado en las historias contadas por Luc Besson para La protegida, que sin contar una historia novedosa, ha sabido darle algunos giros interesantes a la historia suficientes como para mantener atento al espectador.

La dirección también es muy acertada con Martin Campbell otro experto del género que ha sabido contar la historia que proponía Wenk, manteniendo un buen equilibrio entre acción, historia y desarrollo de los personajes, haciendo de la película un cinta entretenida y palomitera.

En definitiva una buena película de acción sin muchas pretensiones que quién sabe, quizás sea el comienzo de una franquicia a lo John Wick con una mujer como protagonista.

Te recomendamos