Inicio Noticias Cine Crítica a Glass: No es una buena continuación.

Crítica a Glass: No es una buena continuación.

Glass, la secuela de Múltiple y El protegido, dirigida por M. Night Shyamalan y protagonizada por Bruce Willis, Samuel. L. Jackson y James McAvoy, entre otros, aterrizará el día 18 en la cartelera española, pero ya he tenido la oportunidad de verla y la verdad es que deja mucho que desear.

David Dunn, interpretado por Willis, sigue trabajando como vendedor de dispositivos de seguridad de día y héroe clandestino de noche, gracias a su fuerza sobrehumana. Elijah, interpretado por Samuel. L. Jackson,  está recluido en una institución mental después de que se descubrieran las masacres que perpetró. Kevin, al que la da vida McAvoy sigue suelto y secuestrando chicas jóvenes para ofrecerlas en sacrificio a La Bestia, al amparo de su trastorno de personalidad múltiple. A continuación se plantea la posibilidad de que ellos nunca hayan tenido poderes.

En Glass nos encontramos la mezcla de El protegido y Múltiple en todos los sentidos. En esta película aparecen todos los personajes de las dos películas anteriores y sus papeles parecen poco creíbles y metidos con calzador.

Hay tantas historias por contar que hasta la mitad de la película, más o menos, no se vislumbra de qué quiere ir la película, no queda clara la trama. No se sabe de quién habla la historia. Cuando todas las historias son presentadas, Shyamalan arriesga contando una historia múltiple. En cuestión narrativa es muy complejo hacer que encajen todas las tramas e historias hasta llegar un punto donde confluyan o se conviertan en una sola. Aunque el guion lo consigue, queda muy forzado, falso y sin llegar a generar ninguna emoción.

Shyamalan es un genio de los giros de guion, pero en esta película se producen sin saber por qué, sin dar detalles. Son giros de guion “precocinados”, los típicos que te puedes esperar. El último giro de guion, creo que tiene la intención de tomar el pelo al espectador, los personajes reaccionan de una manera poco creíble.

El mejor de la película es James McAvoy, que interpreta muchos papeles y todos son muy buenos. Las interpretaciones, como la fotografía y los planos son de maestro. Pero la película como historia y conjunto decepciona y deja mucho que desear. Las comparaciones son odiosas, pero ni punto de comparación que las dos primeras.

¿Qué esperas de Glass? ¿Crees que puede decepcionar? Coméntanos en las redes sociales o en los comentarios.

 

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!