Inicio Noticias Cine

Crítica a El silencio de la cuidad blanca: thriller descafeinado

El silencio de la ciudad blanca se estrenó ayer, dirigida por Daniel Calparsoro y protagonizada por Belén Rueda y Javier Rey.

Los cadáveres de un chico y una chica de veinte años aparecen desnudos en la cripta de la Catedral Vieja. Unai López de Ayala, un inspector experto en perfiles criminales, debe cazar al asesino que lleva aterrorizando a la ciudad desde hace dos décadas. La sucesión imparable de crímenes y una investigación policial contaminada por las redes sociales llevarán al límite a Unai, enfrentándolo a un asesino camaleónico y despiadado. 

El silencio de la ciudad blanca es una película sin esencia,

la trama tiene muchos cabos sueltos, no llega a ser concreta y deja muchos vacíos en el guion. Muchas veces roza lo irreal e inverosímil, pero encima quieren que te lo creas y los planos, las escenas, tienen poca alma. Es un whodunit mal llevado. El guion es blando, los personajes están muy poco dibujados, como dispersos en una trama que no les hace sentir cómodos. Ni siquiera Belén Rueda se ve real con su personaje forzoso.

Calparsoro es buen director, no hay duda,

genera unos movimientos de cámara que generan tensión, inquietud, él es el que hace que El silencio de la ciudad blanca no se caiga estrepitosamente, pero aquí noto que no se emplea todo lo que debería. En cuestión de imagen, es una película muy buena, pero que lo echa todo a tierra con un guion recargado. La atmósfera que genera la película es excelente, no me cabe duda, pero no es suficiente. En el apartado visual, insisto, es exquisita, pero en cuanto a inteligencia se refiere, lo pierde absolutamente todo. Un whodunit descafeinado.

Noticia relacionada
Crítica a The King: el devenir del rey
¿Qué te ha parecido El silencio de la ciudad blanca? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales. 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of