Crítica a El niño que pudo ser rey: hago una reverencia - Cinemascomics.com Crítica a El niño que pudo ser rey: hago una reverencia - Cinemascomics.com
Cine Críticas de cine

Crítica a El niño que pudo ser rey: hago una reverencia

Esta semana se ha estrenado El niño que pudo ser rey, la nueva película de Joe Cornish y protagonizada por Louis Serkis. En ella vemos a Alex, un niño británico que descubre la espada de Excalibur, con ella comienza una aventura épica en la que Alex y sus amigos tendrán que contener a una villana medieval, quien está empecinada en destruir el mundo.

La intención de Cornish es traernos de vuelta a Arturo y su espada,

a llenarnos de nostalgia. Pese a ser una película de bajo presupuesto y humilde, logra un resultado más que satisfactorio. Pese a ese bajo presupuesto, he de recalcar que los efectos especiales son muy buenos.

El punto fuerte es el elenco de personajes,

los cuales logras que te identifiques con ellos y en su miedo a enfrentarse a algo desconocido. Se les coge cariño rápido. La relación personajes – público hace que se genere un vínculo que logra que no te fijes en los detalles chirriantesRebecca Ferguson interpreta a Morgana y el papel del carismático Merlin es de Patrick Stuart de viejo y Angus Imrie de joven. Aunque sus papeles son importantes, he de decir que están poco aprovechados y que yo los he echado en falta. 

La película tiene muchos tintes educativos haciéndola por momentos bastante pesada,

pero carga la mano en el drama de la situación familiar desestructurada de Alex o en las largas explicaciones de los deberes de un caballero en un colegio del siglo XXI. Pero el resultado es muy positivo y deja un buen sabor de boca. 

La banda sonora es majestuosa por momentos, en los que , el uso de sintetizadores hace que una película de corte medieval tenga aires a película ochentera.

En general, tenemos una película muy disfrutable y que hará que recapacites en alguna que otra cosa. Larga vida al rey.

¿Qué te ha parecido El niño que pudo ser rey? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.